¬ďEl Presidente de la Paz¬Ē | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 08:51 am

¬ďEl Presidente de la Paz¬Ē | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-03 05:31:48

¬ďEl Presidente de la Paz¬Ē

El 27 de mayo, en la Presidencia de la Rep√ļblica, se hizo el lanzamiento de mi obra biogr√°fica ¬ďGuillermo Le√≥n Valencia Mu√Īoz ¬Ė El Presidente de la Paz¬Ē; estuvieron presentes el Presidente Uribe, el Ex Presidente Betancur, Ignacio Valencia, hijo de Guillermo Le√≥n y otros familiares; ministros, magistrados, congresistas, acad√©micos. Ante lo estimulante del acto, especialmente por las palabras de Ignacio Valencia que mostraron la satisfacci√≥n que a la familia proporcion√≥ la obra, comparto con mis lectores apartes de mi discurso:
¬ďEl Presidente de la Paz¬Ē

Extinguida la violencia bandolera Valencia denuncia el surgimiento de la guerrillera: ¬ďdirigida, orientada y, temo yo, financiada desde Cuba para producir la revoluci√≥n en este pa√≠s.¬Ē

Veinte a√Īos despu√©s, 1982, el Presidente Betancur, con la democracia participante, promueve el di√°logo y, consecuente con ello, idea y lidera el Grupo Contadora: Colombia, Panam√°, M√©xico, Venezuela, a trav√©s del cual los grupos armados ilegales de Centroam√©rica deponen su condici√≥n subversiva y, cual m√°s, cual menos, contribuyen ahora a construir un proceso democr√°tico en su pa√≠s. En palabras de Ortega y Gasset: ¬ďYo soy yo y mis circunstancias¬Ē, en Colombia las circunstancias se atravesaron y la apertura y buena voluntad de su Presidente no fue correspondida por los grupos subversivos. Pasaron otros veinte a√Īos y en 2002 el Presidente √Ālvaro Uribe propone y desarrolla la seguridad democr√°tica cuyo an√°lisis corresponde a la historia.

Como de la paz y del ¬ďPresidente de la Paz¬Ē se trata, concluyo con lo expresado en mi libro Violentos somos: Se puede construir la paz, Alemania y Sud√°frica nos dan ejemplo de ello. Para ponerlo a la luz de la consigna verdad, justicia y reparaci√≥n, propia de los acuerdos internacionales sobre derechos humanos y derecho internacional humanitario, conocer la verdad verdadera no es f√°cil y a las v√≠ctimas siempre nos atropellan las preguntas. La justicia y la reparaci√≥n son otro tema igual de complicado, empezando porque hay que resolver la inc√≥gnita de qui√©n, sobre qui√©n y a favor de qui√©n se aplica.

Ahora bien, en esta fórmula falta el elemento más importante y más difícil de aplicar en cualquier proceso que conduzca hacia la verdadera paz: el perdón; que es bien distinto del olvido, las víctimas nunca podremos olvidar que nos asesinaron un ser querido, ni una comunidad podrá olvidar que se cometió un genocidio; pero sí podemos perdonar, con un perdón que va mucho más allá de indultos y amnistías, con el perdón que sale del corazón, que no tiene condiciones, pero sí merece el arrepentimiento en reciprocidad; elementos estos dos, perdón y arrepentimiento, que conducen hacia la reconciliación, requisito sine qua non para construir la paz. Sin perdón y arrepentimiento, como personas nunca podremos vivir en paz y como sociedad, solo seguiremos la secuencia interminable de violencias que hemos padecido desde siempre.

Valga la expresi√≥n de ¬ďEl Presidente de la Paz¬Ē: ¬ďSi no aprendemos a amarnos como hermanos, como reza el Evangelio, que al menos dejemos de odiarnos tanto.¬Ē

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad