Publicidad
Publicidad
Dom Dic 11 2016
19ºC
Actualizado 06:09 pm

El Solitario | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-04 05:00:00

El Solitario

Escribir biograf铆as requiere de un buen narrador, de una magn铆fica informaci贸n y de un personaje que interese, por cualquiera que sea la raz贸n.
El Solitario

Adem谩s, en las sociedades se dan personas que de una u otra manera impactan porque hacen, porque tienen o porque son y en no pocas oportunidades se dan algunos que hacen, tienen y son, y entonces estampan en la 茅poca su impronta personal铆sima.

Jos茅 Mar铆a Rueda G贸mez, el famoso Conde de Cuchicute es uno de ellos y conocer su historia nos permite entender la cultura de la 茅poca, pues su vida fue un continuo trasegar entre el San Gil de sus afectos y la Europa del momento, es decir, entre el subdesarrollo y el progreso, lo cual termin贸 d谩ndole car谩cter a la conducta de quien tambi茅n lo hizo entre la cordura y la locura, todo lo cual lo volvi贸 particularmente singular e hist贸ricamente significativo.

Sin embargo, la bibliograf铆a alrededor de su nombre, aunque relativamente abundante, carec铆a de la profundidad suficiente para afirmarse agotado el tema hasta que Juan Camilo Rodr铆guez G贸mez, hijo del historiador Horacio Rodr铆guez Plata, con el apoyo de ese Foro Cultural Colombiano que es la Universidad Externado de Colombia, logr贸, gracias al acceso a fuentes directas, escribir la m谩s completa biograf铆a que sobre el Conde se ha producido, colocando al personaje en sus justas proporciones hist贸ricas y sobre todo, estableciendo la relaci贸n que se dio entre 茅ste y el entorno socio-geogr谩fico en el cual desarroll贸 su vida.

Conocer al Conde de Cuchicute descrito en el libro 聯El Solitario聰, nos facilita la comprensi贸n de nuestra antigua cultura regional al permitirnos comparar la vida comarcana, afectada por el fanatismo teol贸gico, con la libre y abierta cultura europea, condensada en la vida de un ilustre personaje que se debat铆a, tambi茅n 茅l, entre la lucidez y la locura, entre su mundo libre y abierto y el entorno arcaico y cerrado por los valores religiosos y sociales propios de una 茅poca, por fortuna superada.

Vale la pena conocer esta obra, muy bien escrita, estupendamente documentada y magn铆ficamente impresa, aunque demasiado costosa para nuestro gusto.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad