¬ŅSantos o Mockus? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Ene 19 2018
20ºC
Actualizado 09:20 pm

¬ŅSantos o Mockus? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-06 05:00:00

¬ŅSantos o Mockus?

Las cartas est√°n echadas. Hay que escoger entre Mockus o Santos. Abstenerse es irresponsabilidad; votar en blanco no es prudencia sino cobard√≠a. Para optar reflexivamente hay que preguntarse: ¬Ņcu√°l es el mejor candidato y qu√© representa? Para hacerlo a conciencia hay que hacerlo por principios, anteponiendo el bien com√ļn a los intereses personales. Examinemos por ahora la persona de los candidatos, su competencia, su honestidad, su historia.
¬ŅSantos o Mockus?

En cuanto a honestidad personal no creo que haya reservas fundadas sobre ninguno de ellos. No así en cuanto a coherencia política en la cual destaca Mockus ya que Santos ha sido camaleónico. De Designado de Gaviria pasó a Ministro de Pastrana después de estar conspirando contra Samper; de reacio opositor de la primera reelección de Uribe pasó a ser adalid de la segunda.

En cuanto a preparación para el cargo el asunto es discutible ya que ambos han demostrado su competencia aunque tienen sus respectivos lados débiles. Santos se mueve mejor en lo político y económico, Mockus en lo académico y argumentativo y en las áreas primordiales de la educación y la cultura.
Algo parecido sucede en cuanto a su experiencia. Santos demostr√≥ su competencia en los ministerios, Mockus en la Alcald√≠a de Bogot√°. Santos lo supera en hoja de vida en burocracia pol√≠tica, pero a diferencia de su contendor nunca ha ocupado cargos de elecci√≥n popular. El haber sido buen ejecutivo gubernamental en tantos gobiernos no es en s√≠ una buena recomendaci√≥n; sus √©xitos en el Ministerio de Defensa que lo catapultaron en la opini√≥n p√ļblica se deben principalmente a las pol√≠ticas de Uribe y a la efectividad y sacrificio de nuestras fuerzas armadas.

Se afirma que en un gobierno de Santos habr√≠a mayor ¬ďgobernabilidad¬Ē por sus mayor√≠as en el Congreso. Estar√≠a de acuerdo si por gobernabilidad se entendiera esa manguala y mercado de d√°vidas que tuvo que ejercer Uribe para ¬ďmanejar¬Ē el chantaje a que lo ten√≠a sometido el Legislativo. Mockus sin duda tendr√° dificultades con esa jaur√≠a clientelista del Congreso pero, recurriendo a una opini√≥n p√ļblica fuerte y solidaria, podr√° liberarse del chantaje.

Hay que reconocer que Mockus se muestra a veces despistado y vacilante y ha cometido sus  errores: aceptar con tanta facilidad la extradición de funcionarios por acciones del Estado; el dilema de la compra del votico; su elogio a Chávez. Parece atortolado ante la complejidad de la tarea a realizar, como aquél que pensó que el animal que le daban a domar era un perro y resultó ser un tigre. Pero también Santos ha metido la pata como en su facilista respuesta sobre el bombardeo a Ecuador… y se atortoló ante las críticas a la escogencia de su Vicepresidente y el resultado de las encuestas que ingenuamente creyó remediar cambiando logos y colores, contratando a un discutido publicista extranjero sin autorización para trabajar en el país.

Para ser ecuánime declaro un empate como personas. Pero quedan otros interrogantes más importantes que analizaré en la columna siguiente.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad