Si supiéramos | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
27ºC
Actualizado 03:50 pm

Si supiéramos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-07 05:00:00

Si supiéramos

Si supiéramos a dónde vamos, si supiéramos el destino que nos toca, todo en nuestro corazón estaría más tranquilo, nuestras almas más gratas y nuestra vida, la de todos, estaría más apacible, más amable, como si estuviera todo lleno de frescura, de rocío, hasta formar casi una sinfonía que se renueva todos los días.
Si supiéramos

Pero no es así, no es tan fácil decirlo y sobre todo no es tan fácil hacerlo, no exageremos el optimismo que a veces es idiota, nos confunde y nos hace creer que lo lograremos, que el paraíso en la tierra, que es posible traerlo de la eternidad para ponerlo al servicio de las ideologías, pero no ha sido así, no se ha logrado en tantos siglos que la felicidad  sea de todos.

Lo más cercano que hubo a ese paraíso perdido fue la experiencia de las Misiones de los Jesuitas en el Paraguay, pero tampoco ese experimento humano sobrevivió a los que se oponían a la libertad y  fraternidad (Camus, tenía razón, como en muchas cosas: en cualquier sociedad siempre habrá muertes inocentes y desigualdad porque la codicia del hombre, su naturaleza lo hace aprovecharse de otros).

Camus y otros, que alguna vez le apostaron a la libertad y a una vida mejor, se dieron cuenta que es un sueño que sólo sobrevive en las mentes de algunos pensadores, pero no era sino eso, un sueño o una pesadilla que enloquecía al hombre, que lo hacía abandonar lo real por correr tras un mundo incierto que también se volvió totalitario como la experiencia bolchevique en Rusia, donde todo terminó en campos de concentración y en suicidios por el desencanto (o desencantos suicidas).

Lo que buscamos es justicia, que pasé la impunidad, por lo menos en este país, que crece con una iniquidad que daña la razón y afecta el alma, que todavía no se ha vuelto cínica como la de algunos (como esos adultos llenos de vacío que desprecian todo o de todo), que todavía aspiran a que este país tenga un lugar en el mundo, respetable.

Esperamos que este país logre lo que alcazaron los países nórdicos: una democracia más real, educación, salud y niveles de vida que correspondan al siglo XXI y no al siglo XIX, que haya una salud decente, que haya una educación que nos permita aportar al desarrollo social y se acabe la violencia de todo tipo (ese no es un sueño, hay países que viven en paz), solo así sabremos a dónde vamos con tranquilidad, como en una sinfonía.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad