Publicidad
Publicidad
Vie Dic 2 2016
24ºC
Actualizado 03:08 pm

Alemania debe cumplir | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-09 05:00:00

Alemania debe cumplir

Alemania debe cumplir

En ese entonces, los problemas de las finanzas públicas alemanas hacían ruido creciente en la zona del euro. Con desequilibrios fiscales proporcionalmente mayores que los que registraban  los países latinoamericanos más grandes, “Alemania Latina” afanosamente buscaba aliados en su propósito de obtener una actitud más compasiva de la Unión Europea sobre el incumplimiento de las reglas comunitarias. Unas reglas de las que Alemania había sido el principal promotor. Se debe recordar que Alemania siempre ha visto con aprehensión el talante fiscal de los “sureños” europeos. Tradicionalmente, Italia había sido el principal motivo de desconfianza alemana en la sostenibilidad de la integración a fondo de Europa. Hoy día, la posición fiscal y de deuda pública de Italia sigue caminando sobre el filo de la navaja, pero los episodios de Grecia, España, Irlanda y las noticias sobre las trampas contables de los gobiernos húngaro y griego (¿qué más habrá por ahí?) le han quitado a Italia un poco el sambenito de ser el personaje más atravesado de la novela europea.

Volvamos a la novela. El gobierno alemán anunció en febrero del 2003 que su déficit presupuestal no sería  inferior ese año al 3.8% del PIB, lejos del tope establecido por la Unión Europea. Hay que reconocer, sí, que el deterioro fiscal alemán del cambio de siglo, que logró corregirse con ajustes que no dejaron de ser dolorosos para la población alemana, hoy parece un leve resbalón frente a los monumentales déficit que registran Grecia, Irlanda y España; estos últimos dos países tuvieron un aumento del déficit presupuestal del 12 y del 10% del PIB.

Las lamentaciones alemanas de comienzos de esta década han sido, sin duda, elementos adicionales en la “cultura del incumplimiento” que se había impuesto en la Unión. Ya veremos si los europeos, liderados por Alemania, logran construir las instituciones y los caminos que permitan que los imperativos del proyecto de Unión Europea sean observados por todos. Para eso deberían servir los actuales afanes, que continúan amenazando al euro.

El ajuste fiscal alemán referido antes se produjo en un ambiente de rápida expansión de la demanda mundial y de parálisis de la demanda interna: El mejor ambiente para una locomotora exportadora. En ese escenario fueron enormes los superávits comerciales de Alemania, que fueron en promedio del 6% de su PIB de 2002 a 2007. Durante ese tiempo el superávit con la propia zona del euro fue la mitad del total. Así pues, Europa fue gran contribuyente al ajuste fiscal y a la recuperación de Alemania.  Ésta debería ahora, en señal de gratitud, propiciar un fortalecimiento de su demanda interna, apoyar una política igual en la zona del euro y facilitar la reducción de sus excedentes comerciales. Si Alemania no se mueve en esa dirección, el sueño europeo se podría posponer hasta nueva orden.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad