Es usted quien le pone o no color a su vida | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 06:07 pm

Es usted quien le pone o no color a su vida | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-10 05:00:00

Es usted quien le pone o no color a su vida

No elegimos una vida difícil, ella es la que nos escoge. Sin embargo, cuando nos toca afrontar momentos complicados, sólo tenemos dos opciones: ‘echarnos a la pena’ o ‘enfrentar las vicisitudes’.
Es usted quien le pone o no color a su vida

Mejor dicho: podemos vivir en ‘blanco y negro’ u optar por el color.

El dolor, los malos ratos y las penas pueden resultar inevitables; mas la desdicha es opcional.

Somos nosotros quienes decidimos cómo queremos sentirnos, más allá de las situaciones que nos agobien.

Es cierto que puede resultar fácil escribir estas líneas, y muy complicado ponerlas en práctica. No obstante, si alguno de nosotros tiene otra opción distinta a la de mirar hacia el frente, lo invitamos a ‘gritarla a todos los vientos’.

Lo cierto es que ver la vida en color, es nuestra responsabilidad. Es nuestro deber ante Dios y ante nuestros seres queridos vencer nuestros estados de ánimo y luchar hasta encontrar la felicidad.

Hay que saber en dónde estamos parados y para dónde vamos. De nada nos sirve asumir el rol del ‘pobrecito yo’; pues tal actitud no conduce a nada.

Cualquier contratiempo que se nos presente, más allá de lo duro que sea, puede solucionarse.

La falta de plata, la pérdida de un ser querido y hasta las rabietas hacen parte de la realidad. Sin embargo, nada puede quitarnos las ganas de vivir.

¿Antídotos?

Más allá de las ‘recetas espirituales’ que aquí pudiéramos consignar, hay que tener presente que podemos andar por este mundo contagiados de un acertado sentido de vida.

Cuando caminamos sin fe, terminamos impregnados de aburrimiento y, de paso, ‘abortamos’ la mejor chispa que se puede ostentar: ¡la del entusiasmo!

Las personas que dicen estar aburridas, es porque no han logrado definir los significados de sus sueños.

A decir verdad, no tenemos que hacer muchas cosas para encontrarle el rumbo al mundo. Todo está en el color que le impregnemos.

Usted puede ser el mensajero más mal pago del mundo; pero si cada diligencia que le corresponde hacer, la cumple con amor, le encuentra las ganas precisas a su oficio.

Seamos médicos, ingenieros o presidentes, igual debemos ponerle empeño a cada tarea que nos impongan; incluso más allá del sueldo o del prestigio que nuestra labor nos represente.

No es cuestión de palabrerías; es sólo un asunto de actitud. Tomar la dura realidad que nos ofrece la vida y convertirla en un reto, es un gran paso.

Por más que hayamos sido ‘noqueados’ por las contrariedades, todos poseemos dentro de nosotros mismos la fuerza interior para cumplir nuestra misión.

Si sufrimos, acordémonos de que nadie en la tierra está libre de padecimientos.

Nos corresponde tener entereza para asumir los retos que la vida nos ofrece; no nos podemos dejar abatir.

Todo lo que nos sucede tiene una razón de ser. De los malos ratos siempre surgen cosas buenas. En vez de gastar tiempo suspirando y entristeciéndonos por las manchas del mundo, lo mejor sería poner un poco de esfuerzo para despercudirnos de tantas malas rachas.

¡Tomemos decisiones y ejecutémoslas! Es mejor creer con fe que se tiene la ‘gasolina’ para prender los motores de todo lo que vayamos a emprender. Y si algo falla: ¡perseveremos!

Una bella historia

Tenía 64 años y le ofrecieron una tentadora suma de dinero por su restaurante, construido a través de toda su vida. Él rechazó la oferta,

porque no quería jubilarse.

Dos años después, cuando tenía 67, construyeron una autopista que desvió el tránsito de donde estaba su negocio. Como consecuencia, lo perdió todo.

Muchas personas a su edad hubieran ‘tirado la toalla’. Pero no fue el caso de este hombre.

Él sabía cómo cocinar pollo; así que tomó su viejo carro y empezó a viajar por todos los rincones de Estados Unidos, intentando vender su receta a otros restaurantes. Su recorrido fue difícil. Es más, su fórmula fue rechazada por más de 500 restaurantes, hasta que por fin alguien la quiso.

A pesar de sus obstáculos, el hombre siguió hacia su meta y dentro de unos pocos años empezó una cadena de restaurantes por todo el mundo llamada: ‘Kentucky Fried Chicken’.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad