Marea negra del golfo de M茅xico tensa la relaci贸n entre Gran Breta帽a y EEUU | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
18ºC
Actualizado 06:59 am

Marea negra del golfo de M茅xico tensa la relaci贸n entre Gran Breta帽a y EEUU | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-11 17:31:48

Marea negra del golfo de M茅xico tensa la relaci贸n entre Gran Breta帽a y EEUU

Los duros ataques del presidente de Estados Unidos Barack Obama contra el grupo petrolero brit谩nico BP por la marea negra en el golfo de M茅xico suscitan indignaci贸n y preocupaci贸n en Gran Breta帽a, lo que podr铆a perjudicar a la llamada "relaci贸n especial" entre los dos pa铆ses.
Marea negra del golfo de M茅xico tensa la relaci贸n entre Gran Breta帽a y EEUU

Mientras los dos gobiernos tratan de minimizar el impacto, pol铆ticos, empresarios y medios de comunicaci贸n brit谩nicos criticaron este viernes la ret贸rica "patriotera" de Obama y urgieron al primer ministro conservador, David Cameron, a plantarle cara.

"Hay una creciente preocupaci贸n de que la agresiva ret贸rica del presidente es exagerada y corre el riesgo de dividir a Estados Unidos y el Reino Unido", escribi贸 en The Times el ex ministro de Relaciones Exteriores conservador Malcolm Rifkind.

Cameron, que a su llegada al poder en mayo prometi贸 "mantener una relaci贸n fuerte, cercana y franca" con Estados Unidos, tendr谩 oportunidad de abordar estas cuestiones con Obama en una conversaci贸n telef贸nica prevista el s谩bado por la tarde, antes del partido que enfrentar谩 a las selecciones de ambos pa铆ses en el marco del Mundial de f煤tbol de Sud谩frica 2010.

Una portavoz de Downing Street record贸 este viernes que Cameron dej贸 claro la v铆spera en Afganist谩n que "entiende totalmente la frustraci贸n que provoca este desastre medioambiental" en Estados Unidos, pero insisti贸 en que su pa铆s "tiene una muy buena relaci贸n con la administraci贸n norteamericana".

En Washington, tanto el departamento de Estado como la Casa Blanca tambi茅n negaron que el vertido tenga un impacto negativo en la relaci贸n.

"BP es una empresa privada. Se trata del impacto de un desastre (medioambiental), no de las relaciones entre Estados Unidos y su aliado m谩s cercano", estim贸 el portavoz de la diplomacia estadounidense Philip Crowley, para quien el vertido es "un tema de discusi贸n", no "una fuente de tensi贸n".

Gran Breta帽a, pa铆s que hist贸ricamente ha servido de intermediario entre Europa y Estados Unidos, mantiene con este pa铆s lo que Winston Churchill bautiz贸 a mediados del siglo XX como una "relaci贸n especial".

Obama afirm贸 esta semana que estaba decidido a "dar una patada en el culo" a los causantes de la marea negra originada por la explosi贸n el 20 de abril de la plataforma de BP "Deepwater Horizon", y critic贸 especialmente al consejero delegado del grupo Tony Hayward, diciendo que lo habr铆a despedido hace mucho tiempo si hubiera podido.

El mandatario norteamericano ha convocado al presidente de BP Carl Henric Svanberg a una reuni贸n en la Casa Blanca el pr贸ximo mi茅rcoles con otros dirigentes de la compa帽铆a, entre los que no figura Hayward, quien ha estado en Estados Unidos desde el inicio de la crisis y ha sido la cara m谩s visible del grupo brit谩nico.

En una carta abierta a Obama, John Napier, presidente de dos grupos del Footsie-100, la aseguradora RSA y el publicitario Aegis, escribi贸 que "existe la sensaci贸n aqu铆 de que estos ataques se han llevado a cabo porque BP es brit谩nico".

Una de las cosas que molest贸 en Gran Breta帽a es que Obama se refiriera p煤blicamente al grupo petrolero por el nombre que abandon贸 a finales de los a帽os 90, "British Petroleum", como para marcar su procedencia, cuando la mayor parte de la actividad de BP se concentra actualmente en Estados Unidos.

Una de las primeras consecuencias de este endurecimiento de tono fue un desplome de la acci贸n de BP en bolsa, que perdi贸 alrededor de 40% desde el comienzo del vertido o el equivalente de unos 50.000 millones de libras.

Miles Templeman, director del Institute of Directors, que representa a empresarios brit谩nicos expres贸 el temor de un efecto contagio. "Existe el peligro de que esto se convierta en un tema de empresas brit谩nicas y perjudique a las empresas brit谩nicas", estim贸 en el Financial Times.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad