Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 10 2016
22ºC
Actualizado 06:09 pm

América Latina y la biodiversidad | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-12 05:00:00

América Latina y la biodiversidad

América Latina y la biodiversidad

Colombia, en cuanto a diversidad y medio ambiente se refiere, tiene una inmensa contradicción. Siendo uno de los países del mundo que más diversidad de flora y fauna tiene, es a la vez es una de las naciones de más problemas ambientales.

Nuestra falta de conciencia e irresponsabilidad en estos aspectos está a tono con lo que sucede en América Latina, región en la que cada año se destruye una tercera parte de los bosques que se devastan en el mundo. Es como si la consigna y meta fuera acabar para siempre las 860 millones de hectáreas de bosque nativo que hay en nuestro subcontinente.

Colombia “se da el lujo” de destruir, aproximadamente, 300 mil hectáreas de bosque cada año y gran parte de tal desastre ecológico tiene como motor principal el ansia de “tumbar monte” para sembrar coca.

A esa depredación de bosques se suma la proliferación de desechos tóxicos, la contaminación del aire, el agua y el suelo; secamos los ríos, contaminamos los mares, envenenamos el aire, destruimos la capa de ozono. Basta pensar que en el río Amazonas, principal corriente de agua dulce del mundo, hay más de 200 mil toneladas de mercurio procedentes de la actividad minera en esa región.

Hace pocas semanas el Congreso de la República de Colombia “hundió” el referendo del agua, mientras vorazmente se sigue contaminando cuanta corriente de agua dulce hay en el país y aumenta la minería que arroja al lecho de los ríos y quebradas gran cantidad de desechos tóxicos.

La salud de muchos colombianos corre alto riesgo por el deterioro del medio ambiente, pero ello a nadie le importa pues como dicen en Perú respecto a los daños que está causando la extracción de metales preciosos de las minas y los altos grados de contaminación por las partículas de metal que libera tal tipo de industria, “en este país privatizan las ganancias y se socializan las consecuencias”.

Frente a ello, ha comenzado la Justicia a emitir fallos en casos concretos, pero eso no es suficiente. Hay que tomar conciencia colectiva de la necesidad de cambiar la conducta, defender y preservar la biodiversidad y el medio ambiente; es necesario adoptar medidas eficaces para detener su destrucción y hacia adelante administrar inteligentemente los recursos naturales so pena de que las generaciones futuras se vean obligadas a vivir en un desierto.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad