Publicidad
Publicidad
Vie Ene 20 2017
19ºC
Actualizado 08:40 pm

‘Des…bancada’ en el Parque San Francisco | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-13 02:18:11

‘Des…bancada’ en el Parque San Francisco

Un lugar con bancas deterioradas, lleno de maleza, con basura por doquier e invadido de pordioseros. Así podríamos resumir la penosa radiografía que muestra hoy el tradicional Parque San Francisco.
‘Des…bancada’ en el Parque San Francisco

De las 12 sillas del escenario sólo sirven 2. Los escombros de parte de ellas se esparcen a lo largo y ancho de este escenario.
La verdad es que la falta de mantenimiento, por parte de Parques y Locativas de la Alcaldía, es evidente.

La mitad de las farolas del alumbrado público está fuera de servicio. Además, muchas bombillas terminaron en las negras bolsas de las bandas que se dedican a robar este tipo de elementos del ornato público.

Y del vandalismo no se ha salvado nadie; ni siquiera el busto que se levantó en homenaje a José Camacho Carreño. Los raponeros se llevaron la placa del monumento.

Aunque no se conoce el número exacto, los mendigos y basuqueros merodean el escenario durante la noche y logran convertirlo en un buen escenario para sus propósitos.

Vecinos del sector le solicitaron al Municipio emprender, cuanto antes, una brigada de mantenimiento.

ALGO DE HISTORIA

El que todos conocemos como ‘Parque San Francisco’, en realidad, no se llama así. El lugar tiene el nombre de un político conservador: José Camacho Carreño.

La historia cuenta que un 21 de junio de 1940, hace 70 años, este parlamentario se lanzó al mar, en Puerto Colombia, para rescatar a una niña que se ahogaba. De manera desafortunada, él falló en su intento y murió ‘preso’ de la peligrosa marea.

Después de la tragedia, el maestro Óscar Rodríguez Naranjo se propuso tallar con sus propias manos un busto en homenaje al héroe.

Trece años más tarde, el 4 de mayo de 1953, toda Bucaramanga se congregó en torno a la escultura y al ‘bautizo’ del lugar.

Hoy, cuando han pasado 57 años de ese acontecimiento local, este parque parece correr la misma suerte de la persona que inspiró su nombre. El San Francisco se nos ‘ahoga’ en medio de la desidia oficial y la falta de civismo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad