Multas, chatarra y aprendices al volante | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
21ºC
Actualizado 12:29 pm

Multas, chatarra y aprendices al volante | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-13 05:00:00

Multas, chatarra y aprendices al volante

Dos noticias que evidencian la enciclopedia de abusos, peligros y dificultades que deben enfrentar a diario prácticamente todos los ciudadanos de este país,  ocuparon las primeras páginas de los periódicos esta semana.
Multas, chatarra y aprendices al volante

Sin importar si son propietarios de veh√≠culos o no, es suficiente con estar en la calle, ya sea en carro particular o en transporte p√ļblico, para darse cuenta de que una vez m√°s, tal como lo exponen las dos informaciones, la negligencia cr√≥nica del sector oficial golpea a todo aquel que necesite salir de su casa.

La solicitud de las ensambladoras de motocicletas para que se expida pero sobre todo se haga cumplir una normatividad que aborde asuntos críticos como la falta de controles a las escuelas de conducción, pone el dedo en la llaga.

La ignorancia de cientos de miles de motociclistas que se atreven a manejar con pase legal, pero sin tener la menor idea de cómo hacerlo, soportados por supuestos cursos de conducción de dudosa procedencia, constituye un asunto sobre el cual el Gobierno no puede insistir con su actitud indolente.

Las cifras lo corroboran. Un estudio dado a conocer por la Universidad de Los Andes, hace √©nfasis en que las 2,7 millones de motos que circulan hoy en d√≠a en las ciudades colombianas, se volver√°n 12.9 millones para el a√Īo 2040. Y esa no es la almendra del problema. El n√ļcleo del mismo es que en promedio, s√≥lo un 14% de quienes conducen moto tom√≥ un curso oficial para hacerlo, raz√≥n por la cual no es dif√≠cil identificar las causas de la alt√≠sima accidentalidad y el caos que a diario generan estos veh√≠culos en las calles del pa√≠s.

Pero eso no es todo. A ese desorden imperante hay que agregarle la perversidad del sistema de multas de tr√°nsito, que por ser excesivamente altas, causan dos da√Īos m√°s que s√≥lo ayudan a empeorar el problema, tal como qued√≥ en evidencia con el informe sobre los Patios de Tr√°nsito publicado por este diario el mi√©rcoles pasado.

Es que el valor exagerado de los comparendos, sobre todo si se tiene en cuenta el poder adquisitivo del colombiano promedio, no solo genera que en los patios reposen más de 1000 vehículos abandonados a su suerte en vista de que sus propietarios no tienen la manera de pagar las infracciones. Simultáneamente, el costo desproporcionado de las multas es el principal aliciente para que una gran mayoría de conductores opten por sobornar a los alféreces por una fracción de la cuantía de la multa, lo cual no solo deja a la gran mayoría de infracciones a las normas impunes, sino que lesiona los ingresos de las Direcciones de Tránsito.

As√≠ las cosas, el pr√≥ximo Gobierno tiene un gran reto por delante. Al tr√°fico hay que ponerle mucha atenci√≥n, ya que si en el presente es invivible, dentro de pocos a√Īos cualquier ciudad de la India o el √Āfrica subsahariana parecer√° ordenada frente a las urbes colombianas.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad