Vejez maravillosa | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
22ºC
Actualizado 09:51 am

Vejez maravillosa | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-13 05:00:00

Vejez maravillosa

Pens√© escribir sobre las consecuencias¬† de la derrota de los verdes, que no son verdes, entre otras cosas, sino improvisados electores contra¬† las porquer√≠as de la pol√≠tica. Lo dejar√© para despu√©s de elecciones, no vayamos¬† a tener una sorpresa. No ser√° el √ļltimo round.
Vejez maravillosa

Tuve la oportunidad con unos amigos de Vino est Veritas, de¬†¬† disfrutar de¬† la cercan√≠a de un viejo maravilloso. Hernando Pulido, el padre de las Pulido, como se les conoci√≥ siempre en Bucaramanga, a pesar de que de las seis hijas de √©l y de Do√Īa¬† Beatriz Lamus, uno de ellos fue¬† hombre. Tiene el Maestro Hernando Pulido la bicoca de noventa a√Īos bien vividos. Vigoroso, atl√©tico, l√ļcido, activo y joven. Mar√≠a Adela¬† su hija,¬† que pertenece a ese grupo de amigos que nos reunimos una vez al mes a paladear un vino delicioso, el¬† Per√ļ de la Croix y otros extranjeros¬† regulares, para¬† hablar¬† de todo. Ella nos invit√≥¬† a conocer a un viejo eterno y feliz, su padre. Nos ten√≠a otra sorpresa. Estaban all√≠ Pablus Gallinazus y Tita Pulido, su consorte.

Fue de verdad un agradable escopetazo para todos, m√°s¬† para HH nuestro presidente, que se traslad√≥ de una, a¬† un extens√≠simo cultivo de girasoles, a pesar de ser Santista, en que se so√Īaba tendido mascando flores¬† y saboreaba¬† las¬† lejanas canciones de Pablus. Pablus mi compa√Īero de Externado y de vecindad de Blanca Bar√≥n y sus ***¬† fragantes a¬† Alel√≠¬† y del¬† oloroso cabro del Chicamocha. Le√≥n de Greiff, se sali√≥ con la suya. Cre√≠mos que cantar√≠a para variar, la canci√≥n de Celia, el Yerverito. ¬ďTraigo yerba fresca pa la garganta.. y albahaca pa¬† la gente flaca¬Ö¬Ē ¬ŅCu√°ndo pasar√° el Yerberito por aqu√≠? Dice Rockarre√Īo¬† siempre que la oye.¬† Pablus¬† ley√≥ un bello escrito¬† recordando la vida parad√≥jica de Hernando Pulido, nuestro anfitri√≥n. Al Maestro Hernando yo ya lo conoc√≠a. Un recuerdo difuso¬† me trajo la imagen de aquel d√≠a en que fuimos con mi pap√° y Gustavo Mutis, vendedor de m√°quinas Singer,¬† a conocer la caja de herramientas¬† del Maestro Pulido. Era como visitar a un astronauta, una maravilla de la tecnolog√≠a. Peque√Īos destornilladores, llaves, raches, infinitos instrumentos niquelados¬† que se ajustaban ordenadamente en una bella caja de metal. Mi padre y Gustavo Mutis se tomaban¬† la cabeza con las manos asombrados de la¬† maravilla. No era para menos, estaban¬† acostumbrados¬† a que las herramientas eran una porra y un cincel. El Maestro Pulido, fil√≥sofo, pintor de cuadros, criador de tortugas sabias, otrora pescador de S√°balos en Yanacu√©, e inventor prol√≠fico, nos mostr√≥ su √ļltima creaci√≥n. Un ingenioso soporte para los que duermen sentados con la boca abierta.

El soporte la mantiene cerrada y sin babear. √ötil en la Mesa de los Santos en donde hay tanta mosca. En fin, nos divertimos esa noche. Dice Benedetti,¬Ö cuando √©ramos ni√Īos los viejos ten√≠an treinta a√Īos. Hoy viajo desde Zapatoca a un almuerzo para celebrar los noventa a√Īos de Alfonso Penagos. Otro viejo incomparable y maravilloso.¬† Dirige todav√≠a la empresa metalmec√°nica Penagos Hermanos, orgullo de Santander. Hablaremos de los ca√Īones¬† que Eugenio y Mariano Penagos le prometieron construir¬† al General Uribe Uribe para la guerra de los mil d√≠as.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad