Solicitan m√°s acciones para recuperar el espacio p√ļblico | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-14 05:00:00

Solicitan m√°s acciones para recuperar el espacio p√ļblico

Cansados de la constante invasi√≥n del espacio p√ļblico y de las p√©rdidas econ√≥micas que esta situaci√≥n les representa a sus negocios, los comerciantes formales del centro de la ciudad le exigieron a la Alcald√≠a tomar acciones concretas para reubicar las ventas ambulantes.
Solicitan m√°s acciones para recuperar el espacio p√ļblico

En un comunicado, firmado por los miembros del Centro Comercial Sanandresito,  se denunció la falta de políticas precisas por parte de las autoridadesmunicipales para frenar la inusitada proliferación de las ventas estacionarias.

 

Ellos aseguraron que el comercio formal que lideran representa a 570 microempresarios, sosteniendo a casi 1.500 familias.

De igual forma, denunciaron que no se explican cómo siendo ellos generadores de 3 mil empleos y de pagar las respectivas contribuciones al fisco, tengan que ver a sus locales comerciales obstaculizados por ventas ambulantes; las cuales se esparcen  por doquier, siendo la calle 37 del centro la más neurálgica en ese sentido.

Habla el Alcalde

Tras la exigencia del comercio formal, el alcalde de la capital santandereana, Fernando Vargas Mendoza, admiti√≥ que tal denuncia ¬ďes muy justa¬Ē.

¬ďS√© que¬† este es un tema complicado. Es cierto que cada d√≠a vienen m√°s vendedores, ya que el acondicionar puntos de expendio en las calles representa una salida para quienes no tienen c√≥mo sostenerse. Pero, tambi√©n les digo que esto no puede seguir siendo la meca de los informales¬Ē, a√Īadi√≥.

Al mismo tiempo, respondi√≥ que tiene dise√Īadas estrategias para afrontar durante lo que resta de su administraci√≥n el controvertido tema de la invasi√≥n del espacio p√ļblico por parte de los vendedores ambulantes.

Seg√ļn dijo, su administraci√≥n piensa a ¬Ďenganchar¬í a los informales para que le apuesten a consolidar sus propios puntos de expendio, ¬ďpero mediante la v√≠a legal¬Ē.

Se refiri√≥ a una gran alameda, en donde van a instalar a todos los informales con licencia. Ellos tendr√°n sus casetas muy bien dise√Īadas y trabajar√°n acordes con las normas de la preservaci√≥n del espacio p√ļblico.

Explicó que, todo estará enmarcado dentro del plan de renovación urbana en el casco antiguo del centro del Municipio.

Este será un proyecto serio; de tal forma que existirán compromisos qué cumplir, tanto por parte del gobierno como de los propios ambulantes, precisó el funcionario.

Finalmente dijo que, ¬ďlos bumangueses pueden tener claro que no voy a permitir que se siga usurpando el espacio p√ļblico, y para eso voy a trabajar duro¬Ē.

Lo que plantean los informales

Los vendedores ambulantes reconocen su responsabilidad en este problema y, de paso, reconocen la ilegalidad en la que se encuentran al ocupar el espacio p√ļblico del centro. Por eso, ellos proponen:

1.- ¬∑ ¬ďSi somos reubicados, esperamos que el gobierno local nos brinde la mano con cr√©ditos para surtir y adecuar nuestros nuevos locales¬Ē.

2.- ¬ďPedimos la adecuaci√≥n de kioscos sobre el Paseo del Comercio¬Ē.

3.- ¬ďEs clave la creaci√≥n del ¬ĎBanco de las Oportunidades¬í, por medio del cual podr√≠amos ampliar el capital de trabajo¬Ē.

4.- ¬ďQueremos ser censados y obtener licencias para poder trabajar de manera libre, incluso pag√°ndole alg√ļn impuesto al Municipio¬Ē.

defensa de los vendedores

La se√Īora Isabela Mart√≠nez, vendedora ambulante desde hace ya 10 a√Īos, dice que ella y sus dem√°s compa√Īeros de ventas informales no est√°n en las calles por gusto, sino por f√≠sica necesidad: ¬ďde algo tenemos que vivir; este es nuestro trabajo, no tenemos m√°s alternativas¬Ē.

Ella, quien con el producto de las ventas saca adelante a su familia, tiene sus ¬Ďcentros de operaciones¬í en el Pasaje ¬ĎAurelio Mart√≠nez Mutis¬í, en la calle 34 con 16 y en inmediaciones de la Plaza de Mercado Central.

Isabela fue una de las vendedoras que hace diez a√Īos fue reubicada en uno de tres centros comerciales que han surgido como soluci√≥n al problema de las ventas ambulantes; no obstante sostiene que ¬ďall√≠ casi nos morimos de hambre. El que nos metan en unos locales y nos dejen all√° tirados, no representa una soluci√≥n real¬Ē.

Seg√ļn argumenta, ¬ďmientras a nosotros, los vendedores informales, no nos brinden una soluci√≥n real, nosotros vamos a seguir aqu√≠ en las calles del centro¬Ē.

La raz√≥n es obvia, seg√ļn lo explica Lennis Fonseca, otra vendedora del sector: ¬ďmientras uno en la calle s√≥lo necesita $20 mil o $50 mil de ¬Ďplante¬í, cuando uno se va a un local necesita m√°s dinero para surtirlo, y uno no lo tiene¬Ē.

A esto se suma, y todos coinciden en lo mismo, que los clientes no est√°n acostumbrados a dirigirse a estos centros comerciales: ¬ďla gente va pasando por la calle, se antoja o se acuerda de algo que necesita y nos compra¬Ē.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad