No más girasoles | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
25ºC
Actualizado 12:06 pm

No más girasoles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-14 05:00:00

No más girasoles

Aunque apenas han transcurrido pocos días desde la elección del domingo 30 de mayo, prácticamente todo está analizado respecto de las razones por las cuales perdió Mockus y ganó Santos, pero haría falta pensar un poco en las consecuencias de este hecho.
No más girasoles

Es obvio que Mockus perdió porque su propuesta estaba fuera de la realidad, planteaba el delirio de que era posible hacer, en un santiamén, de una nación dominada por los violentos y delincuentes de todos los pelambres y amenazada desde fuera, un “país de las maravillas” curado de todos los vicios, en el que las malas costumbres, empezando por las políticas, jamás tendrían cabida. Cómo pensaba Mockus lograr semejante objetivo, nunca quedó claro, sin embargo. Y Juan Manuel Santos ganó porque, al representar al establecimiento con toda su experiencia, y al aparecer, de manera especial, como heredero del Presidente Uribe, transmitió el mensaje de que Colombia debe seguir el ritmo que lleva que, por realista, se atiene a la situación del mundo, recoge las enseñanzas de la historia y supone una transformación cultural más lenta, seguramente, pero más firme.

Enhorabuena Colombia supo dar este paso, o de lo contrario a través de Mockus y sus recursos histriónicos habrían llegado problemas peores, porque es obvio que Mockus, quizá por “bueno”, habría sido percibido como débil: nadie puede ser tan angelical sin transmitir una idea de flojera que estimula los abusos. ¿Qué tal Mockus, como eventual jefe del Estado, recibiendo a Chávez con flores y conciliadoras palabras, cuando el único interés de él y las Farc es tomarse el poder y anexar Colombia a Venezuela?

Pero, como digo, este es un tema bastante examinado y que, seguramente, lo será aún más en los próximos días y hasta el fin de los tiempos.

Me parece oportuno tomar en consideración, en cambio, otro hecho que ha despertado menos atención de los pensadores: la ironía de hasta qué punto resultó ganador el establecimiento de este proceso que acaba de terminar, y en qué medida perdió la juventud. Porque ya nadie volverá a concebir el sueño de “cambiar” el sistema imperante con recursos “alternativos”, lo cual terminará por desalentar a muchos jóvenes que galoparon en el carrusel mockusiano y que ya no sentirán ningún atractivo en participar en la democracia porque perdieron su fe en los girasoles. Ese fue el favor que Mockus le hizo a Colombia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad