Publicidad
Dom Mayo 28 2017
22ºC
Actualizado 09:44 pm

Jóvenes al margen de la ley | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-16 05:00:00

Jóvenes al margen de la ley

Un joven de 16 a√Īos que asesin√≥ a uno de 19, un joven de 18 a√Īos que muri√≥ en medio de una ri√Īa de ¬Ďparches¬í hace ocho meses y un adolescente de 16 a√Īos que muri√≥ por una pu√Īalada en el pecho hace menos de dos a√Īos, entre otros, hacen parte de los casos que se han vuelto cotidianos entre los habitantes de Bucaramanga y su √°rea Metropolitana y que lamentablemente reflejan la realidad de cientos de j√≥venes en la ciudad.
Jóvenes al margen de la ley

Seg√ļn cifras de la Polic√≠a de Infancia y Adolescencia, en lo corrido del a√Īo se han presentado 13 homicidios cometidos por j√≥venes en la ciudad; en 7 se han capturado a los responsables y 6 a√ļn est√°n en investigaci√≥n.

Esto más que un panorama desalentador, muestra la falta de tolerancia entre los jóvenes y la necesidad de que tanto en colegios como instituciones gubernamentales se fortalezcan las bases de proyectos que buscan generar en los adolescentes una cultura de respeto por la vida y las leyes.

Al respecto la intendente Consuelo Rueda, funcionaria de la Polic√≠a de Infancia y Adolescencia, asegura que ¬ďmanejamos varios programas de prevenci√≥n en los colegios para que los j√≥venes no incurran en delitos; ejercemos programas de vigilancia en fuentes de soda y cafeter√≠as para que no les vendan alcohol y cigarrillos a los menores y adem√°s hacemos controles en terminales y aeropuertos para evitar la trata de personas¬Ē.

No obstante, la violencia que generan los j√≥venes en Bucaramanga y su √°rea Metropolitana no s√≥lo se ve en las calles, ni son casos aislados. Normalmente cada joven que es aprehendido por la ley hace parte de un ¬Ďparche¬í.

¬ŅQu√© es un ¬Ďparche¬í?

Un ¬Ďparche¬í, definido por soci√≥logos, es una agrupaci√≥n de j√≥venes entre los 14 y 24 a√Īos que indistintamente del estrato social al que pertenezcan, se re√ļnen con periodicidad y buscan el reconocimiento de la sociedad en la que se mueven.

En el caso de Bucaramanga y su área metropolitana, el sector del Norte es en donde más se han identificado esta clase de agrupaciones, en las que se estima  que el 85% de los jóvenes consumen sustancias alucinógenas y alcohol.

El psiquiatra Mauricio Escobar asegura ¬ďque esta clase de comportamientos se debe a que la familia se ha desobligado de la educaci√≥n de los j√≥venes y le ha relegado esa tarea a los planteles educativos¬Ē.

Esto, explica Escobar, hace que los j√≥venes no identifiquen las figuras de autoridad en sus vidas y lleva a que ¬ďhagan sus propias reglas y creen sus propios c√≥digos de conducta basados en la imitaci√≥n del comportamiento de sus amigos¬Ē.

Los colegios muestran otras de las alarmantes cifras en donde la violencia juvenil se ha materializado. El 20.9% de los planteles en la ciudad aseguran que sus estudiantes forman parte de sectas delincuenciales, muchas de los cuales portan armas de fuego y protagonizan hechos de violencia en las aulas.

Al respecto, el docente Ra√ļl Garc√≠a argumenta que a pesar de que en las instituciones constantemente se hacen requisas y se controla lo que los estudiantes ingresan, muchos logran evadir los controles y siguen implementando la violencia con sus compa√Īeros.

¬ďEs dif√≠cil controlarlos a todos, hay lugares a los que nosotros no podemos acceder y que ellos usan como ¬Ďcaletas¬í¬Ē.

Esto sin dejar de lado las rencillas que constantemente se presentan y que protagonizan no sólo hombres sino también mujeres.

Garc√≠a explica que, ¬ďactualmente las peleas que m√°s se presentan las protagonizan las ni√Īas. Hemos tenido que separarlas muchas veces por temas como ¬Ďno se meta con mi novio¬í o ¬Ďusted me cae mal¬í¬Ē.

Sin embargo, los j√≥venes justifican esta clase de comportamientos diciendo que cada vez que act√ļan violentamente lo hacen en defensa propia.

¬ďSi a uno se le botan con cuchillos pues uno tiene que saber c√≥mo defenderse. Igual, uno nunca lo carga pensando en que le va a hacer da√Īo a alguien¬Ē.

Situaciones como estas tienen las alarmas encendidas, ya que en lo que va del a√Īo se increment√≥ en un 15% el n√ļmero de delitos ejecutados por j√≥venes, en comparaci√≥n con el 2009.

La psic√≥loga Fabiola Z√ļ√Īiga explica que ¬ďcambiar ese panorama est√° en las manos de los familiares. Son ellos los que le deben inculcar valores a los j√≥venes y reprenderlos, una excesiva libertad termina en la mayor√≠a de los casos en la manifestaci√≥n de conductas delictivas¬Ē.

Por lo tanto, la labor de los padres es fundamental. Es necesario que ellos se empoderen del proceso de crianza de sus hijos y apoyen lo que hacen las instituciones educativas y gubernamentales, para que así los procesos de educación que se emprendan sean fructíferos.

LISTA

Reglas de la disciplina

1 Los ni√Īos hacen lo que ven a otros hacer. Por lo tanto, usted puede darles el ejemplo con su comportamiento. Si quiere que sus ni√Īos digan ¬ďpor favor¬Ē y ¬ďgracias¬Ē, entonces d√≠gales a ellos ¬ďpor favor¬Ē y ¬ďgracias¬Ē.

2 Uno consigue m√°s de aquello a lo que le presta m√°s atenci√≥n. Una de las metas importantes para los padres de familia es pescar a los ni√Īos port√°ndose bien.

3 Los castigos se usan para ayudar a los ni√Īos a cambiar el comportamiento inapropiado y son efectivos s√≥lo cuando se usan junto con recompensas.

4 Los castigos nunca se usan para abusar, lastimar, causar da√Īo, o amenazar de da√Īo a los ni√Īos.

5 Aislar un ni√Īo un rato para que pase un tiempo solo funciona cuando el tiempo que no est√° obligado a estar solo es de calidad. De lo contrario, emocionalmente el ni√Īo ya est√° solo.

6 Aislar a un ni√Īo para que pase un rato solo es una medida que debe usarse poco y con el prop√≥sito de ense√Īarle al ni√Īo cuando es peque√Īo. Otras formas de castigo son m√°s apropiadas para disciplinar a los preadolescentes y los adolescentes.

7 El castigo debe ser en proporción con la falta. También debe ser razonable y estar relacionado con la falta.

8 El castigo efectivo es significativo y rápido. Los castigos que tardan mucho no proveen motivación o la oportunidad de mejorar.

9 Si el ni√Īo usa algo incorrectamente o lo abusa, lo pierde por un tiempo. Luego, tiene otra oportunidad para usarlo. Una de las metas de la disciplina es ense√Īar el comportamiento adecuado. Si los ni√Īos nunca reciben otra oportunidad, ¬Ņc√≥mo van a aprender?

10 Si lo rompe, lo paga. Si lo ensucia, lo limpia. La restituci√≥n es una excelente manera de ense√Īarles a los ni√Īos que hay consecuencias en la vida.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad