Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
20ºC
Actualizado 06:16 pm

Buenas y malas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-16 05:00:00

Buenas y malas

Las noticias recientes, empezando por las buenas: la liberación del Mg. Mendieta y de los Coroneles Murillo y Donato de la Policía, así como del Sargento Delgado del ejército, es un claro ejemplo de que las liberaciones sí se pueden dar, lo más importante, sin sangre derramada.
Buenas y malas

Queda demostrado como ya lo han expresado los mismos liberados, que se tiene uno de los mejores Ejércitos del mundo, con el que se conforman unas Fuerzas Armadas preparadas, entrenadas y disciplinadas,  las que hoy nos  envidian en muchos lugares del planeta. Será por eso que otros ejércitos del mundo vienen a buscar entrenamiento en nuestras escuelas de formación.Felicitaciones a nuestro Ejército, a sus Fuerzas especiales que le dieron al pueblo colombiano la satisfacción de poder gritar una vez más la palabra libertad.  Es sin duda el jaque mate a los detractores de una gestión de gobierno del Dr. Uribe y del comandante de sus FF MM, el General Padilla, a punto de retirarse, con una excelente labor cumplida. Cierran con broche de oro rescatando por la fuerza a los oficiales de más alta graduación secuestrados por las Farc y queda en el corazón de los colombianos la esperanza para que el Señor General González, comandante de nuestro Ejército, mantenga en alto esa moral y el fervor de los soldados de Colombia para ir por los que faltan.

Felicidades igualmente a las familias que van a recibir en sus brazos a estos seres tan queridos para ellos, quienes durante tantos años estuvieron ausentes, víctimas de uno de los delitos más execrables como es el del secuestro. Sólo quienes hemos vivido esa dolorosa tortura sabemos lo que esto significa. De otra parte, debemos recoger las palabras que han aparecido con motivo de esta celebración gloriosa, la de salir masivamente los colombianos a las calles a demandar de la Farc la entrega de los 19 secuestrados militares que todavía padecen esa ignominia, así como la de los civiles que por igual la están padeciendo. Esto sería una puerta abierta a la verdadera Paz.

Sigo con las malas. Si hablamos de la tragicomedia que en algunas ocasiones tiene que vivir nuestro Ejército, porque no habrá quien después de juzgar al Ejército y tildarlo de toda clase de adjetivos esta semana pasada, saldrá ahora a sacar pecho por la exitosa operación Camaleón. Para referirme a la condena de 30 años al Cr. Plazas, como todos los ciudadanos de bien tenemos que respetar las decisiones del poder Jurisdiccional y acatarlo, pero queda nuestro derecho a reclamar la respuestas a muchas preguntas: ¿Por qué solo se mira una sola cara de la moneda y del M19, quiénes fueron los que  atacaron nuestra institucionalidad y qué responsabilidad asumen? ¿Cuál es la óptica para mirar con retrovisor 25 años atrás cuando algunos de sus jueces de hoy no vivieron la tragedia del pasado ni el temor a la pérdida de nuestras instituciones? ¿Cuál es la verdad sobre el proyecto “nunca más’” que se refiere a la guerra jurídica dedicada a dar de baja desde el escritorio a oficiales del ejército como una de las diferentes formas de lucha? Sobre todo esto debemos hablar a tiempo.

www.unacolombiaobjetiva.com

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad