Nuestra intolerancia genera violencia | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
25ºC
Actualizado 04:45 pm

Nuestra intolerancia genera violencia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-17 05:00:00

Nuestra intolerancia genera violencia

Nuestra intolerancia genera violencia

Algo así ha sucedido en Estados Unidos, donde un largo y lamentable camino de exclusiones y discriminaciones, llevó a la creación de unas asociaciones a las que se identifica como ‘Grupos de Odio’, que no son más que expresiones clandestinas de sectores sociales que no aceptan a quienes consideran ‘diferentes’.

Pero esto no se queda en el plano exclusivamente sociológico, sino que se desplaza hacia el campo penal. Los crímenes de odio que se han cometido en ese país contra los latinos, por ejemplo, vienen en alza en esta última década y de allí se llega a la rechazada Ley de Inmigración del estado de Arizona.

Causa curiosidad que mientras la sociedad norteamericana da un paso firme hacia la superación de estas ideas racistas con la elección de Barack Obama en la presidencia, los grupos y crímenes de odio aumenten en proporciones hasta del 35% anual.

En nuestra realidad las cosas comienzan, lamentablemente, a tener perfiles muy similares. Una investigación de la ‘Fundación Terpel Enseña Ciudad’, citada en el informe de ‘Bucaramanga, Cómo Vamos’, muestra un índice en extremo alto de intolerancia y su consecuencia de exclusión en la sociedad bumanguesa.

La situación es tan crítica que, mientras lo que podríamos llamar el índice de intolerancia nacional se ubicó en el 45%, en Bucaramanga superamos el 70%.

La pregunta formulada fue “¿Aceptaría en sus vecindarios a…? y en una larga lista de grupos minoritarios de la sociedad se incluyeron, por ejemplo, a las familias desplazadas, los damnificados por el invierno, reinsertados, asociaciones religiosas, personas en condición de discapacidad, enfermos terminales, alcohólicos, homosexuales y drogadictos.

En todos los casos la respuesta No, es decir, el rechazo a estos grupos de población, superó el 60% y hay negativas que alcanzaron el 96%.

Ese resultado nos ubica en una paradoja similar a la de Estados Unidos.

Así las cosas, nosotros también tenemos que ver no solamente cómo resolvemos nuestra actual condición de sociedad intolerante, sino redefinir nuestros referentes históricos y culturales para acertar en las propuestas de solución al cruel y peligroso problema de la exclusión social.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad