Publicidad
Publicidad
Dom Dic 4 2016
20ºC
Actualizado 09:45 pm

Mockus II | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-17 05:00:00

Mockus II

Hubi√©semos querido titular esta columna: ¬ď√öltima oportunidad¬Ē, para ser consecuentes con el orden que tra√≠amos comentando las elecciones, pero ha sido tal el asombro que nos causa el cambio radical sufrido por el profesor Mockus, que queremos referirnos a ello como al ¬ďMockus II¬Ē, diametralmente opuesto al primero. Dej√≥ de ser el hombre did√°ctico, el maestro, el argumentador, el hombre amable y cordial del l√°piz y el girasol, para pasar a ser el hombre camorrero, desafiante, ofensivo, irrespetuoso, sectario y deseoso como el que m√°s de emular con su admirado Ch√°vez¬† la peligros√≠sima polarizaci√≥n de Colombia.
Mockus II

Pero es estéril su propósito porque ha encontrado en su contrincante Santos a un hombre prudente, razonador, receptivo, un verdadero estadista que fácilmente logra sopesar de parte de quién provienen los desafíos y las ofensas para merecidamente desconocerlas y darles la importancia que les corresponde como provenientes de quien está dolido y resentido por su aplastante frustración en la primera vuelta; pero sobretodo, por la triste desilusión de haberse creído el ganador sobrado de dicha instancia, hasta el punto de haberle proyectado a sus seguidores el estatus de presidente electo.

Sus actitudes ahora son la plena justificaci√≥n de sus actuaciones pret√©ritas, im√°genes de ingrata recordaci√≥n: pantalones abajo mostrando sus posaderas; orinando sobre sus estudiantes desde un balc√≥n; como camorrista li√°ndose a pu√Īetazos con los estudiantes que no compart√≠an sus opiniones; tirando el vaso de agua a su contrincante ocasional y convirtiendo, sobre un elefante, un circo en el templo para su juramento de amor a su esposa.

Dios ama a Colombia, el mismo a quien el profesor Mockus desconoc√≠a antes y ahora por conveniencia proclama. ¬ďYa es muy tarde para remediar todo lo que ha pasado¬Ē, dice la canci√≥n y el refranero popular advierte que ¬ďel mono, aunque se vista de seda, mono se queda¬Ē. √Čl nos librar√° de empujar el pa√≠s al abismo con un triunfo del profesor, a quien, preparado, ilustrado y convertido en cuatro u ocho a√Īos en estadista, lo hab√≠amos cre√≠do merecedor de optar por una nueva oportunidad, pero consideramos ahora que ser√≠a un fatal descalabro nacional.

Escritor Ito

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad