Tragedia ecológica | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 10 2017
21ºC
Actualizado 06:07 pm

Tragedia ecológica | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-19 06:25:00

Tragedia ecológica

Tragedia ecológica

A la magnitud de la tragedia ecológica, ha correspondido como era de esperarse un reto tecnológico de iguales dimensiones; sin embargo, ni la más moderna tecnología, ni el ingenio de los ingenieros, ha podido dar con una solución definitiva.

La presión ejercida por las autoridades, empezando por el mismo presidente Obama, es verdad que ha canalizado esfuerzos y recursos de todo tipo sin que a la fecha se haya podido detener este derrame de crudo por las tres bocas que dejó el rompimiento de la plataforma.

En la medida en que aumenta la tragedia, aumentan también las voces de alarma y la insistencia de la comunidad internacional para que alguien acuda en ayuda de la BP. responsable del desastre y se logre lo antes posible dar una respuesta alentadora para salvar el ecosistema que está en grave peligro.  Los editoriales de la mayoría de los periódicos del mundo, incluyendo Vanguardia Liberal, se ocupan a diario del tema, toda vez que las cifras comienzan a perturbar no solo los bolsillos de los afectados, sino también las conciencias.

Cuando ocurren estos percances tan impredecibles como complicados para la ciencia y la tecnología, se nos vienen a la mente sentimientos encontrados, como si de verdad valiera la pena arriesgar tanto la vida por unos millones de barriles de petróleo localizados a más de tres mil metros de profundidad.

El hombre en su búsqueda incesante por descubrir los secretos de la naturaleza y por encontrar fuentes de energía y de riqueza, quizá no haya medido las consecuencias de lo que esto puede significar cuando algo falla, ya sea por acciones del mismo hombre o por acción de las fuerzas de la naturaleza como en este caso.

Con mucha frecuencia se alaba a quien ha logrado descubrir algo, pero casi nunca se menciona a quien logra controlar su efecto nocivo cuando esos descubrimientos o fuerzas nuevas se desbordan en perjuicio de la misma humanidad.

Algunas de estas plantas o instalaciones construidas sin medir todas las consecuencias son algo así como verdaderas tragedias anunciadas.

La lección que le deja al mundo este accidente, ojalá la tengan en cuenta aquellos países que están empeñados en tener cuanto antes plantas nucleares, sabiendo de antemano que como la caja de Pandora, la curiosidad y la ansiedad nos pueden hacer perder hasta la esperanza. Por algo se dice que la esperanza es lo último que se pierde y nosotros deseamos que así sea.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad