Impertinencias | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
23ºC
Actualizado 02:38 pm

Impertinencias | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-20 05:00:00

Impertinencias

Me alegra que luego de pasar m√°s de una d√©cada en poder de las Farc, el general Luis Mendieta, los coroneles Enrique Murillo y William Donato y el sargento Arbey Delgado est√©n de nuevo en libertad, gracias al Ej√©rcito Nacional. No obstante, a√ļn no se sabe a ciencia cierta c√≥mo sucedieron los hechos que culminaron con esa buena noticia y como la experiencia nos ha ense√Īado que detr√°s de cada logro notable de √Ālvaro Uribe siempre hay algo turbio, vale la pena repasar ciertos detalles confusos alrededor de la Operaci√≥n Camale√≥n.
Impertinencias

Para empezar, resulta muy extra√Īo que un bot√≠n como el general Mendieta y dos coroneles, estuvieran custodiados s√≥lo por seis guerrilleros que no ofrecieron resistencia contra el Ej√©rcito ni atentaron contra los rehenes, sino que salieron corriendo, como en una pel√≠cula de dibujos animados. Si esto es verdad, los de las FARC no son esos terroristas sanguinarios que nos pintan sino unos verdaderos imb√©ciles. Y bajo esa misma premisa, tampoco se necesitar√≠a un ej√©rcito tan caro y numeroso para combatirlos. Ah√≠ hay gato encerrado. ¬ŅNo ser√°, quiz√°s, que hubo plata de por medio? Hablando de otro aspecto de la operaci√≥n, resulta raro que el comando que la llev√≥ a cabo no tuviera entre sus implementos unas pinzas u otra herramienta para retirarles las cadenas a los liberados, si se sabe que los rehenes de las Farc siempre est√°n amarrados as√≠. ¬ŅO fue que se las dejaron puestas para ambientar el posterior espect√°culo? Tambi√©n resulta curioso que la Operaci√≥n Camale√≥n, aunque se estaba planeando con milimetr√≠a hace varios meses, fuera ejecutada casualmente una semana antes de la segunda y definitiva vuelta de las elecciones presidenciales y coincidiendo con la pol√©mica por la condena del coronel retirado Alfonso Plazas Vegas, tema √©ste que qued√≥ archivado en medio de la euforia del regreso de los ex secuestrados.

Otra cuesti√≥n llamativa (y desagradable) es el uso pol√≠tico que el gobierno le ha dado al asunto, para lo cual ha contado con el respaldo morboso de casi todos los medios de comunicaci√≥n. Despu√©s de tantos a√Īos de ausencia, uno se imaginar√≠a que lo primero que quieren los rescatados es reencontrarse con sus seres queridos y someterse a los chequeos m√©dicos de rigor; sin c√°maras ni reporteros. Sin embargo, a ellos les clavaron tres extensas ruedas de prensa en Catam, en la Direcci√≥n de la Polic√≠a y en la Casa de Nari, donde fueron presentados como trofeos de caza. ¬°Qu√© oportunismo! No contentos con eso, en los d√≠as siguientes los noticieros no han ahorrado im√°genes de los ex secuestrados en sus casas, con las familias, en los hospitales (el martes Mendieta sali√≥ torsidesnudo en televisi√≥n mientras lo revisaba un m√©dico; eso es indigno). En un pa√≠s decente ni la Polic√≠a ni el Ej√©rcito se prestar√≠an para saciar el amarillismo de los periodistas; pero aqu√≠ eso se explica ante la necesidad de hacer campa√Īa por la continuidad de la seguridad democr√°tica.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad