Publicidad
Vie Feb 24 2017
24ºC
Actualizado 06:43 pm

¿Por qué temerle a Mockus? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-20 05:00:00

¿Por qué temerle a Mockus?

Los adversarios del candidato verde han recurrido en vano para desprestigiarlo a sucesos anecdóticos del pasado como bajarse los pantalones, casarse al lomo de un elefante, echar en la cara simbólicamente un vaso de agua a un contendor y hasta que no cree en Dios. Por eso han enarbolado el fantasma del miedo.
¿Por qué temerle a Mockus?

El miedo se genera por sentimientos o razones. El primero se destruye con la confianza, el segundo con argumentos. Si bien el primero es respetable, sólo el segundo es razonable. Pero creo que no hay argumentos ni razones válidos para tenerle miedo a Mockus.

¿Es acaso un extremista o un intolerante? Todo lo contrario, es un ejemplo de equidad y respeto por los demás. Podemos estar seguros de que respetará la ley, la Constitución y los derechos.

¿Es acaso un incompetente? Sus realizaciones como rector de la Universidad Nacional y las dos Alcaldías de Bogotá demuestran todo lo contrario. Está rodeado además de un formidable equipo.

¿Es confiable? Claro que sí. Su transparente y coherente trayectoria privada y pública lo comprueba. Es por demás un hombre de principios y honradez probada.
Que se dejará enredar de Chávez. ¿Acaso es un ingenuo carente de perspectiva y argumentación? El respeto y la parsimonia pueden ir unidos a la audacia. Mockus tiene principios irrenunciables de dignidad y soberanía nacional que no sacrificará a intereses comerciales y serán muralla infranqueable ante los embates y ambiciones del coronel venezolano.

¿Qué sucederá en la lucha contra los grupos subversivos? Complementará el uso de las armas con la fuerza de la ley, de la ética y del respeto a los derechos humanos. En este campo ha demostrado fortaleza, coherencia y rectitud. La seguridad democrática es por demás una política no desmontable con facilidad.
¿Quiénes pueden tener intereses, no razones para temerle a Mockus? No ciertamente el pueblo trabajador, el empresario o el político decente. A todos ellos les conviene la transparencia y la legalidad.

Solo quienes se han acostumbrado a pasarse por la faja la ética y las leyes, han usufructuado y hasta saqueado el erario o aspiran a hacerlo; solo los politiqueros, los corruptos, los evasores de impuestos, los violentos, los contratistas desvergonzados, aquellos que llevan dobles contabilidades, quienes basan su prosperidad en la explotación de los trabajadores tienen “razones” para temerle a Mockus.

Pero que entre ellos no cunda el pánico ya que aunque deseable, es poco probable el triunfo de la opción verde ante los embates de los “políticos”, sus roscas y sus dineros. Sería una proeza que en las actuales circunstancias el voto independiente y de opinión triunfara sobre el interesado y amarrado. Pero ojalá ello suceda.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad