La tortilla y los huevitos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-20 05:00:00

La tortilla y los huevitos

¬ďPara hacer una tortilla hay que romper los huevos¬Ē, dice un refr√°n popular que, si se aplica a la pol√≠tica, hoy debe tener muy preocupado al presidente Uribe. En efecto, √©l le encomend√≥ a su candidato Santos la tarea de cuidarle la gallinita y sus huevitos, pero Santos est√° m√°s inclinado a hacer una gran tortilla con huevos de todas las canastas, a la que ha llamado el Gran Acuerdo de Unidad Nacional.
La tortilla y los huevitos

Este es el dilema que enfrentará Santos: o cumple el encargo de Uribe y hace un gobierno continuista para cuidarle los huevitos, o cumple sus promesas de superar la polarización del país e integrar dentro de su programa de gobierno las iniciativas de los otros partidos a los que ha invitado al Gran Acuerdo. Las dos cosas no son compatibles, así como no es posible hacer la tortilla sin romper los huevos y entonces tendrá que decidir entre seguir el rumbo actual y pasar a la historia como un clon de Uribe, o quebrar los huevitos del uribismo y hacer un gobierno con talante y programas propios.

En materia económica el ejemplo más claro de esa incompatibilidad es el de las políticas de empleo. Uribe se la jugó por la confianza inversionista y dio toda clase de subsidios tributarios y regalos a los empresarios con la esperanza de que invirtieran y generaran empleo. La inversión sí se dio pero la creación de empleo no y se consolidó un modelo de crecimiento sin empleo.

Los asesores econ√≥micos de Santos han criticado las exenciones tributarias por inequitativas e in√ļtiles y los programas del Partido Liberal y de Cambio Radical incluyen la propuesta de una reforma tributaria que las desmonte. De manera que si Santos quiere solucionar la tragedia de millones de colombianos sin trabajo y lograr un acuerdo con esos partidos pol√≠ticos, tendr√° que quebrar el huevito de la tal ¬ďconfianza inversionista¬Ē.

Algo similar sucede con la ¬ďcohesi√≥n social¬Ē de Uribe basada en incluir en el Sisben a millones de personas que no son pobres, para comprar sus votos con programas asistencialistas como Familias en Acci√≥n. De nuevo los asesores de Santos han sido los principales cr√≠ticos de la sostenibilidad de esos programas y los partidos no uribistas han planteado reformas radicales a los sistemas de salud y educaci√≥n p√ļblica, as√≠ como al r√©gimen de pensiones. La verdadera cohesi√≥n social requiere disminuir las desigualdades extremas que existen, rompiendo con las pol√≠ticas de los √ļltimos a√Īos que la han aumentado.

Otro huevito que todav√≠a no tiene Uribe pero que le interesa mucho conseguirlo es el del control de la rama judicial, en particular de la Fiscal√≠a, porque de √©l depende el futuro y la libertad de muchos de sus funcionarios. Hasta ahora Santos ha manifestado que lo seguir√° buscando, pero si quiere integrar en su tortilla nacional a Germ√°n Vargas y a C√©sar Gaviria tendr√° que cambiar de posici√≥n porque estos dos dirigentes han sido enf√°ticos en su prop√≥sito de defender la independencia de la justicia. El expresidente Gaviria, al anunciar su voto por Santos, le pidi√≥ que rectificara el rumbo y pusiera fin a la cultura del atajo y del todo vale. Para ello le pidi√≥ a los parlamentarios liberales que ¬ďle deben dar a la nueva administraci√≥n la oportunidad de encontrar un camino de autonom√≠a, gobernabilidad y libertad del influjo de los seguidores de la administraci√≥n que termina.¬Ē

Este mensaje es el que debió haber despertado la ira presidencial y motivado los insultos telefónicos que se han filtrado a los medios, porque Uribe entendió que si se construye la tortilla del Acuerdo de Unidad Nacional, se van a romper los huevitos y se va a desuribizar el gobierno de Santos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad