HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
20ºC
Actualizado 09:55 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-24 03:49:38

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Al respecto, quisiera llamar la atención especialmente en lo siguiente y para lo cual le pido en nombre de varios ciudadanos, nos responda: la calle 42 entre carreras 37 y 38 (Alianza Colombo Francesa y Mausoleo La Esperanza) y la carrera 37 entre calles 42 y 44 (nuevo local Pizzería Trillos) ¿son parqueaderos públicos o vías residenciales?. Pues es imposible transitar por allí a cualquier hora. Los vehículos se parquean a lado y lado de la vía obstaculizando el tránsito normal y ocasionando grandes trancones, sin que aparezca en ningún momento un policía o alférez de tránsito. Es obvio que la calle y carrera mencionadas deben tener hace muchos años prohibición de parqueo.

Wilson Carreño Soto

Pálpito

Algo para resaltar en el presidente Santos, es que además de que por sus venas corre sangre de la heroína santandereana Antonia Santos, en su exquisita formación logró ser Cadete en la Escuela Naval de Colombia, lugar en donde tal vez aprendió el alcance y significado de las palabras lealtad, temeridad y camuflaje, todos enmarcados dentro de un concepto muy altruista de lo que es patria.

En su trayectoria pública se le debe reconocer la inteligencia, audacia y temeridad con las que ha asumido circunstancias propias de sus cargos o intereses, además de su capacidad de camuflaje e intriga, aspectos que le han permitido pavonearse como ministro estrella en medio de gobiernos de diferente talante e intereses.

Ahora, elegido Presidente y con el estilo que lo caracteriza, podría hacer que el valor de la lealtad prevalezca en sus determinaciones. Lealtad a su linaje y a la formación que recibió de sus mayores, lealtad a los principios de su educación y experiencia, lealtad a su familia y ambiciones íntimas, lealtad a sus creencias o motivaciones, y lealtad a esa patria que “espera ver siempre grande, respetada y libre…”, olvidándose de todo lo demás. De Uribes, uribitos, maquinarias políticas, adhesiones clientelistas, etc. Esto sería audaz y posible, sobre todo ahora que no necesita camuflarse, ya que el mandato que le han otorgado los colombianos ha sido amplio y suficiente. Aunque a muchos esto no les gustaría, ojalá no se desperdiciara esta oportunidad de ¡¡Orden y Limpieza!

Alejandro Albarracín

Unas de cal…..

La democracia no deja de sorprendernos, en esta oportunidad, favorablemente. Un 20% de oposición selecta logra imponerse a un 80% de respaldo incondicional. Gracias a ese 20% los apetitos reeleccionistas del presidente Uribe quedaron frustrados; el país vuelve a respirar un ambiente de tranquilidad institucional.

No era la candidatura del Dr. Santos la que despertara mis simpatías; en alguna oportunidad expresé mis reparos, pero no por ello dejo de reconocer su incuestionable victoria electoral.

Sólo me anima la convicción de que el Dr. Santos no ha de olvidar sus ancestros liberales, así hoy se encuentre entre la A y la Z. Tengo la esperanza de que ese guarismo de 600 mil y tantos votos jamás vuelva a repetirse por parte del partido liberal en elección alguna.

Es hora de que el Presidente elegido tome las banderas del partido y lo conduzca a renovados horizontes donde se vigorice y vuelva a ser la brújula de nuestro destino que animara en el pasado López Pumarejo, Eduardo Santos y Alberto Lleras Camargo.

Eulogio Uscátegui Mantilla

Al oído del Presidente electo

Resultaron contundentes el triunfo electoral del candidato del partido de la “U”, Juan Manuel Santos Calderón e igualmente las labores de los funcionarios de la Registraduría y los jurados de votación con motivo de las elecciones presidenciales del anterior domingo.

Ahora es la oportunidad para que el Presidente electo vea y analice lo que es prioritario en materia del sector social y para que no exista ninguna duda sobre el particular, aquí registramos algunos de los principales datos sobre el particular, con cifras  que nunca mienten. Se importaban dos millones de toneladas de alimentos, hoy traemos nueve millones de toneladas. El nivel del desempleo era, en promedio, del 10,6%, hoy es del 15,59%. En el país había algo más de un millón de familias desplazadas por diversos factores, hoy tenemos más de 4 millones de desarraigados. Había más de 2 millones de compatriotas en labores informales de trabajo,  hoy existen cerca de 5 millones de personas en actividades de “rebusque”. Se carece de un indicador de corrupción, pero se estima que hoy es altísima la descomposición social y da la impresión que es la peor en la historia de Colombia....

Las anteriores cifras, que en el argot se clasifican como indicadores de la economía nacional de Colombia, son proporcionadas en su mayoría por la agencia estatal o sea el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, “Dane”.

Jorge Giraldo Acevedo

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad