Publicidad
Lun Mar 27 2017
23ºC
Actualizado 04:09 pm

Derechos humanos y el bloqueo comercial | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-27 05:00:00

Derechos humanos y el bloqueo comercial

El Ministro de Comercio, Industria y Turismo ha anunciado que el Tratado de Libre Comercio firmado con el Reino del Canad√° fue aprobado por el parlamento de este pa√≠s. Queda s√≥lo pendiente para su entrada en vigencia el pronunciamiento de la Corte Constitucional colombiana sobre el mismo. La posici√≥n favorable de este tribunal en los √ļltimos a√Īos frente a tratados de similar naturaleza, permiten inferir que el acuerdo ha superado cualquier dificultad.
Derechos humanos y el bloqueo comercial

La aceptaci√≥n canadiense al tratado se da a√Īo y medio despu√©s de la firma del acuerdo, y tras superar las cr√≠ticas que hicieron varios parlamentarios y organizaciones no gubernamentales del Canad√° sobre la problem√°tica de los derechos humanos en Colombia. El haberlas aparentemente superado, puede hacernos olvidar del bloqueo comercial que vive el pa√≠s como consecuencia de una eficaz acci√≥n diplom√°tica de organismos defensores de derechos humanos y otros actores nacionales e internacionales.

El TLC con los Estados Unidos y el TLC con la Unión Europea están viviendo situaciones similares a las del acuerdo colombo-canadiense. El destrabar uno, no garantiza que el trámite de los otros se enderezca o se reactive, sobre todo porque en Canadá se ha criticado la forma cómo se logró la aprobación.
En el caso del tratado con EE.UU. su importancia estratégica para Colombia hace previsible una actividad más decidida de las ONG y otros actores interesados. En el ámbito europeo la disparidad de intereses y percepciones al interior de la Unión frente a Colombia auguran para el país un proceso arduo de negociación.

Colombia parece haber asumido como modelo de desarrollo el crecimiento gracias a las exportaciones. Por lo anterior, es del mayor interés estratégico garantizar que al momento de darse la negociación de un tratado comercial, el país llegue con la mejor posición negociadora que reduzca la asimetría que habitualmente se presenta.

Es prioritario que el país no permita el uso indebido del discurso de los derechos humanos, como mecanismo para fortalecer la posición de la contraparte en detrimento de los intereses colombianos.

El reto para el nuevo gobierno será impedir que a la tragedia de la debilidad en materia de derechos humanos, se le agregue la materialización de la amenaza al modelo de crecimiento aparentemente adoptado. Colombia no resiste otro cuatrienio negligente en política exterior.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad