Publicidad
Publicidad
Lun Dic 5 2016
20ºC
Actualizado 10:13 pm

Tranquilo, Coronel | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-28 05:00:00

Tranquilo, Coronel

Tranquilo, Coronel

Él mismo debiera explicarles a estos soplapollas, que van desde funcionarios del alto gobierno hasta camanduleros de la talla del despistado aquel, que han sido incapaces de entender que el lío por que está siendo juzgado este ex militar colombiano no es haber estado “defendiendo la democracia, maestro”, sino haberse negado a explicar lo que pasó con las personas que salieron vivas del Palacio y que de ellas no se ha sabido nada en veinticinco años. Sencillamente, el oficial debe probar que quienes salieron vivos del Palacio fueron entregados sanos y salvos a sus familias, y listo. Y debe probar de todas las formas posibles –asunto que no ha de ser difícil para él– que no tiene nada que ver con las amenazas a los familiares que han estado averiguando por sus desaparecidos durante todos estos años. Y explicar que ninguno de los suyos tiene que ver con las amenazas a personalidades que han liderado campañas para el esclarecimiento de estos hechos, como el padre Javier Giraldo, por ejemplo, que renunció a ser escoltado, simplemente porque rechaza la muerte violenta de un ser humano, así este sea un delincuente que viene a matarlo. Seguramente, el padre Giraldo quiere presentar su postura como analogía de lo que no debió ser la retoma del Palacio de Justicia, que por “defender la democracia, maestro”, repartieron bala sin asco, sin atender ruegos ni súplicas, ni nada; sencillamente, dispararon contra lo que se moviera, y acabaron con todos, de un lado y de otro, secuestradores y secuestrados, sin discriminación ni piedad.

En fin, cuando se trata de hechos respaldados por la institucionalidad del Estado, cuál es la dificultad, si el ex coronel ha de tener copia de los informes presentados a sus superiores después de las decisiones tomadas en acción, y seguramente en este documento figuran los destinos de aquellas personas, con firmas de registro y todo –como corresponde a la formalidad institucional– de quienes fueron sacados del Palacio y llevados a la Casa del Florero.

Es importante que Plazas entregue estos documentos y explique claramente lo que pasó, y la sociedad aceptará su inocencia, porque entonces quién podrá dudar de su transparencia, y estos soplagaitas, como el despistado de marras, que no hacen más que corcarse en su ignorancia, entenderán que al ex coronel no se le juzgó por “defender la democracia, maestro”, sino porque los “sobrevivientes” bajo su responsabilidad todavía no han aparecido.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad