¬ŅQu√© hacemos con... el futuro que nos espera? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
25ºC
Actualizado 02:46 pm

¬ŅQu√© hacemos con... el futuro que nos espera? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-28 05:00:00

¬ŅQu√© hacemos con... el futuro que nos espera?

Todos los pol√≠ticos amanecieron santistas y gobiernistas: Unos, los m√°s antiguos, bien recibidos, merecen premio; los recientes, los oportunistas, que hagan cola; est√°n ansiosos en ¬ďcolaborar¬Ē, es decir: que se les nombre en jugosos cargos para empezar a devengar; todos a una r√≠en o aplauden cualquier cosa que diga el Dr. Juan Manuel, hasta Petro se acerc√≥ a √©l.
¬ŅQu√© hacemos con... el futuro que nos espera?

Los liberales ¬ďunificados¬Ē y vergonzosamente oportunistas, esperan tener la misma suerte de los conservadores con el Dr. Uribe: estar colgados al presupuesto durante cuatro u ocho a√Īos si el hombre de El Tiempo repite. Ver, o√≠r y vivir. R√°pidamente vendr√°n las decepciones. Al Dr. Santos hay que augurarle sabidur√≠a y √©xitos. Al parecer, el nuevo gobierno inicia bien haciendo las paces y nombrando funcionarios de gran val√≠a y mucho saber pol√≠tico, a quienes se cree poseedores de todas las virtudes personales y muy capaces de servir al pa√≠s.

El Dr. Uribe contin√ļa en ¬ď la pelea¬Ē. Unos y otros comentan favorablemente su razonable deseo de vivir en la mitad-mitad, del ej√©rcito con dif√≠cil acceso a √©l; muestra en su gesto prudencia, inteligencia y algo de temor, ya que desea vivir a√Īos y a√Īos. El Presidente, aseguran, continuar√° en la permanente ¬ďcamorra¬Ē que ha vivido y as√≠ llegar hasta el 7 de Agosto a las 15:00 horas. Dios permita que la p√©rdida del poder le d√© tranquilidad y se dedique, como Belisario, al buen vivir, lejos del mundanal ruido; mejor que mejor, que se le regale una casa en el pueblo de Don Melchor y Don Basilio y que all√≠, en plena paz, en la ¬ďciudad blanca¬Ē y llena de luz, permanezca hasta su muerte por mal de arrugas, gozando de un clima suave y de seda, de un viento y de un sol que agradan, de temperatura ideal para no quejarse ni de fr√≠o ni de calor, durmiendo silenciosamente en ¬ďlejana cercan√≠a¬Ē, hablando con Dios como Mois√©s o con el diablo como Cristo, comiendo hormigas culonas y ¬ďdedos de San Pedro¬Ē.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad