Invítalo a salir, no hay rollo | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
20ºC
Actualizado 09:04 am

Invítalo a salir, no hay rollo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-30 05:00:00

Invítalo a salir, no hay rollo

preguntas y respuestas
Invítalo a salir, no hay rollo

Maritza Gabriela Otero

Psicóloga especialista en PNL

¿Cómo invitarlo a salir? Hoy en día se habla de la igualdad de sexos por lo que las mujeres pueden invitar al hombre que les gusta a salir, eso sí, una cosa es invitarlo una vez y otra muy distinta es seguir llamando e insistiendo. Debemos tener clara la naturaleza del hombre y ellos son cazadores, necesitan sentir adrenalina, suspenso y misterio, en otras palabras necesitan sentir la emoción de la conquista. Algunos hombres se emocionan al ser invitados por una chica a  salir, pero rápidamente pierden el entusiasmo. Lo anterior los lleva a pensar que no tienen por qué esforzarse y que van a dejarse conquistar, pero, como son cazadores por naturaleza, ellos siguen en la búsqueda de su mujer ideal.

¿Cuáles son los límites? Una cosa es la invitación como tal y otra muy diferente es llegar a jugar el rol de hombre en la relación. Por muy modernos que seamos, dentro de todas las relaciones de pareja existen roles y es muy importante que las mujeres mantengan su rol de mujer en la relación, ya que si es ella quien siempre toma la iniciativa, el hombre puede sentirse desplazado. De todas maneras es importante tener en cuenta la naturaleza femenina y masculina. Una mujer que insiste, que llama y busca, por lo general va a ser rechazada y socialmente señalada como la “intensa”.

 

 

preguntas y respuestas

Irina Villagra

Psicóloga

¿Hasta qué punto una mujer está en todo su derecho de invitar a alguien que le gusta a salir? En el contexto de lucha por la emancipación y la conquista de sus derechos la mujer actual se ha ido despojando de ciertas características que la ubicaban en modelos patriarcales y tradicionales; la pasividad, la dependencia, la represión, el desconocimiento y la negación de sus propios deseos hacen parte de este “universo tradicional” que ha ido perdiendo terreno en un camino que no tiene marcha atrás.

Actualmente la mujer puede, y de hecho lo hace, comportarse de acuerdo a sus gustos, deseos, ilusiones e intereses. De allí que invitar a alguien que le gusta a salir no es más que un acto de coherencia consigo misma.

¿Cuáles son los límites que no se deben sobrepasar y que puedan dejarnos una mala imagen ante los otros?

Que la mujer invite a salir a un hombre no quiere decir que está dispuesta a todo o sea que fácil o buscona,  sino más bien es un claro indicador de la seguridad que tiene en sí misma. Sin embargo esto no indica que la invitación deba realizarse a como dé lugar, es imprescindible tener en cuenta la disponibilidad de la otra persona, su estado civil, las preferencias que demuestra, entre otros factores. El ruego o la insistencia hasta caer en el ridículo y desencadenar la incomodidad de la otra persona suponen límites claros. Asimismo es conveniente estar alerta a los mensajes no verbales que nos envían para saber cuándo es conveniente avanzar o desistir.

¿Cuál sería la forma de invitar a alguien del sexo opuesto a salir? Es importante demostrar seguridad e interés, tener claro que no hay nada que perder  pero sí mucho que ganar si aceptan nuestra invitación. Hacerlo con naturalidad, no forzar la situación, teniendo presente el grado de afinidad y conocimiento que existe entre ambos. Expresar la invitación  con claridad y en forma respetuosa sin caer en lo excesivamente formal.

Tener en cuenta los gustos y preferencias de la otra persona constituye un excelente  punto de partida para cualquier cita. Pretender que la salida desemboque en algún tipo de  compromiso significa perder de vista el objetivo principal que es darse la oportunidad de conocerse, lo demás vendrá después… o no.

Un plan familiar: ¿altas ligas?

Más de un hombre le tiene pavor a una invitación de esta clase. Ir a la casa de los padres de ella, tener que soportar una que otra tía intensa, verse expuesto a las invitaciones a bailar por parte de la mamá de ella, no es un buen plan para él.

Puede ser que para la mujer sea algo normal, que no haya rollo, que no tenga por qué pensar que es un compromiso y salir despavorido, pero es importante evaluar la reacción de ellos.

“Si él se siente presionado tal vez significa que no vale la pena y que no está interesado en ella, lo mejor sería  saberlo desde un inicio”, explicó la psicóloga Maritza Otero.

La psicóloga argentina Irina Villagra no recomienda que la primera salida sea un plan familiar, debido a la connotación que ésta tiene. “No sólo para los involucrados directamente sino para la familia”. Sin embargo, indica que si ya salieron en una oportunidad y se ha dado un “operativo de conquista”, esta puede ser una salida que afiance más los vínculos que se están generando.

“Solo funciona si la persona no ha dado señales equivocadas de estar interesado en avanzar, de lo contrario la invitación puede sentirse como un acto de presión”, agregó Villagra.

Si usted no quiere echar raíces mientras espera a que ese chico que tanto le gusta la invite a salir, puede dar el primer paso. No sienta que esté cayendo bajo o que ha llegado a su límite o al de-sespero. Nada de eso.

Lo importante es que usted sea capaz de manejar la situación, que no termine frente a él con cara de perdidamente enamorada.

Necesita acudir a todas las herramientas actorales que tenga para que él no sospeche que usted está que se derrite por él.

¿Y por qué actriz? Porque así despertará la curiosidad en él y no será tan evidente sus ganas de salir con él.

Puede que en el momento en que él le diga que sí, usted quiera saltar de la dicha, pero nada de eso, a frenar su emotividad y responderle con un simple, “rico, qué bien, allá nos veremos”.

Si tiene claras las anteriores recomendaciones, lo más probable es que usted haya dado un gran paso hacia una relación interesante. Lo mínimo que puede ganar será divertirse como nunca ese día.

 

LISTA

Cómo dar el paso

1Haga la invitación de manera desprevenida e informal.  “Vamos a ir de paseo y es súper… si te animas me dices”. Recuerde que la connotación cambia totalmente.

2Si se trata de una fiesta normal se puede acudir al “tengo X evento y quiero aprovechar para bailar, ¿me acompañas? Lo anterior en el caso de que sea un amigo, así le guste o no.

3El diálogo franco evita malos entendidos y  la capacidad de comunicar nuestras intenciones sin ambigüedades que presupongan especulaciones, esto prepara el terreno para  una relación de amistad cimentada en la confianza y sinceridad.

4Es importante no perder de vista el contexto en el que se realiza la invitación, las características de la persona a la que se invita, sus gustos y disponibilidad.

5Formule la invitación sin perder el sentido de la feminidad y la naturalidad. Hable con claridad acompañando el lenguaje verbal con el no verbal pues trasmite confianza.

6Acepte una negativa sin perder la compostura. Nunca dé por hecho que la otra persona tiene la obligación de aceptar una invitación que le hacemos. Se debe evitar ejercer presión o manipulaciones de índole emocional.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad