Gobierno y oposici贸n | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
25ºC
Actualizado 11:30 am

Gobierno y oposici贸n | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-06-30 05:00:00

Gobierno y oposici贸n

Los momentos estelares de las democracias generalmente no coinciden con aquellos per铆odos en que los gobiernos logran niveles de aceptaci贸n que se confunden con el unanimismo, porque los partidos que participan en ese abigarrado concierto de voluntades, suelen perder la perspectiva del inter茅s nacional, en virtud de que su prioridad es preservar la cercan铆a con el gobierno, de donde derivan las prebendas que sustentan su ejercicio pol铆tico. En ese contexto la democracia tiende a marchitarse, porque su fortaleza reside en la correlaci贸n de responsabilidades: quien gana las elecciones gobierna y quien las pierde vigila y fiscaliza. Esa es su es su regla de oro.
Gobierno y oposici贸n

Pese a ello, nada se opone a que el nuevo gobierno, en funci贸n del beneficio social, adopte propuestas planteadas por quienes participaron en el debate electoral -las diferencias no est谩n en el qu茅 sino en el c贸mo- sin que implique un gobierno de unidad nacional con las connotaciones burocr谩ticas all铆 comprometidas; convirtiendo en apariencia lo que en principio podr铆a lucir como buena intencionalidad. Enriquecer el programa de gobierno no tiene objeciones, pero s铆 cuando se utiliza habilidosamente como estrategia pol铆tica para silenciar la eventual oposici贸n. Y entonces todo fluye en armon铆a porque todos tocan en la misma orquesta.

En las dictaduras no hay control pol铆tico, porque no existen espacios para la oposici贸n. En los gobiernos que se parecen al unanimismo tampoco hay vigilancia sobre lo p煤blico, por sustracci贸n de materia: no hay quien asuma ese rol porque todos est谩n ocupados en los menesteres del gobierno; no es un d茅ficit de valor civil, sino un discutible sentido de supervivencia pol铆tica.

El desaf铆o no es de poca monta: es deseable para el bien del pa铆s, que el nuevo gobierno acierte en la conducci贸n de los destinos nacionales, sin que se pierda de vista que en la construcci贸n de ese buen prop贸sito se requiere un ejecutor eficiente y un observador independiente, que advierta con objetividad y sentido patri贸tico cuando la gesti贸n gubernativa no interpreta los intereses superiores del colectivo. Ojal谩 que quienes no han ingresado, no se dejen seducir por las mieles del poder y asuman con grandeza la misi贸n que les corresponde. As铆 tendremos un mejor pa铆s.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad