Publicidad
Vie Mayo 26 2017
28ºC
Actualizado 03:21 pm

Abuso sexual-abuso de poder | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-01 05:00:00

Abuso sexual-abuso de poder

El modus operandi es similar, los actores como de telenovela: el político en campaña, a veces ya instalado en el poder; la joven, más bien bonita, poco estudiada, algo ingenua y con apremiantes necesidades económicas. Ella o un familiar – abuela… hermana-, le “trabaja” al político, colaborando en su campaña, asistiendo a reuniones proselitistas con algunos votos de por medio. Él le propone ayudarla; ella le cree. Él la cita, con cualquier pretexto (recepción de hoja de vida o entrega de recomendación para un trabajo).
Abuso sexual-abuso de poder

Ella, esperanzada y confiada, acude a la cita, ni en la oficina ni en un lugar público; a solas o con un conductor o guarda espalda (de él, no para cuidarla a ella). A veces hay una camioneta, símbolo del macho poderoso, representa poder y dinero; a menudo hay trago y pepas. La joven se resiste: no está acostumbrada a tomar; más rápido la emborracha. Viene la agresión sexual. En la soledad de un camino veredal, de un parqueadero o el vacío de un apartamento cómplice… Luego él la “arregla” con una plata que sella el “secretico compartido” y pretende comprar el silencio de la joven cuya vida acaba de dar un trágico y definitivo giro. Con el dolor y la vergüenza en su cuerpo, la chica se silencia y se aísla. A veces viene la denuncia, raras veces el escándalo. El político de marras tiene el poder, es mirado con complacencia, a veces hasta con admiración. Ella es vista como una niña fácil que se lo buscó, una tonta que no lo supo evitar, una más que cayó en los enredos del poder, el sexo y los abusos.

Mujeres que se enredan con políticos, las hay. Lo inaceptable es que haya políticos que obliguen mujeres y se aprovechen de la ingenuidad y necesidad de algunas, para abusarlas sexualmente. Ya es tiempo de tomar en serio estas situaciones porque, en cualquier contexto, las relaciones sexuales deben darse de común acuerdo y entre personas con capacidad y posibilidad de aprobar o disentir. Por tanto, invito a personas quienes hayan sido abusadas sexualmente por algún político, electo o en campaña, a escribir a la dirección: politicosabusadores@hotmail.com, con la garantía que se respetará su privacidad a la vez que permitirá conocer la extensión del problema y, si fuera el caso, colaborar para que estos actos no queden impunes

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad