La patanería | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
23ºC
Actualizado 05:52 pm

La patanería | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-01 05:00:00

La patanería

En el medio en el que normalmente nos desenvolvemos, no es extra√Īo encontrarse con individuos que creen viable y procedente maltratar a las dem√°s personas con sus actitudes y lenguaje ordinarios, comportamiento que utilizan seguramente con sus empleados u obreros que no merecen tal tratamiento y soportan con resignaci√≥n tales agravios.
La patanería

Consideran f√°cil medir con el mismo rasero a todo el mundo, pues se han acostumbrado a que sus subalternos les toleren su groser√≠a y rustiquez, aprovech√°ndose de su posici√≥n dominante. A estas personas se les olvida que la groser√≠a es el √ļnico argumento de los que no tienen argumentos. Por lo general quienes asumen estas posiciones deleznables son arbitrarios y buscan que se les avalen sus determinaciones, sin admitir cuestionamientos a sus conductas. Lo antes mencionado es la mejor muestra de debilidad cuando no pueden sustentar lo que proponen.

Algo que es muy particular del patán a ciertos niveles, es que siempre posa de gozar de una especial condición social, e ingenuamente cree que tiene gran consideración en el medio cuando la inmensa mayoría de quienes lo conocen, lo tienen claramente identificado. Es más, la gente amable y cordial que es lo que se estila dentro de una sociedad normal, busca apartarlo de su ambiente por desagradable e impertinente. Toman para sí una postura fingida de francos, de rigurosos con la verdad, olvidando que la mayor parte de los que dicen hablar con franqueza o no ser mentirosos, se callan la mitad.

Mi abuela Beatriz Ribero Vargas utilizaba un t√©rmino muy simp√°tico para referirse a los individuos que asum√≠an actitudes groseras y eran persistentes en no cambiar de conducta o hac√≠an gala de su desfachatado comportamiento, los llamaba ¬ďguarnetos¬Ē. Hay que buscar que la ¬ďguarneter√≠a¬Ē no se instituya como un instrumento para conseguir buena parte de las cosas en una sociedad. Esta referencia me sirve de apoyo para insistir en que desafortunadamente nuestro entorno, quiz√°s por el desenfreno en las costumbres, por trocar h√°bilmente lo bueno por lo indebido, o inclusive por el nivel de aceptabilidad que algunos de estos sujetos creen tener, los senderos de la decencia y los buenos modales han experimentado un retroceso que afecta a las familias, a los centros educativos, a los grupos de personas que por una u otra raz√≥n se interrelacionan y a todo un conglomerado que busca reivindicar lo sano y provechoso.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad