Publicidad
Vie Feb 24 2017
26ºC
Actualizado 05:21 pm

Corea, un mercado atractivo para la ganadería colombiana | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-04 05:00:00

Corea, un mercado atractivo para la ganadería colombiana

Nuestro país se encuentra nuevamente en proceso de negociación de un tratado de libre comercio, esta vez con Corea del Sur.
Corea, un mercado atractivo para la ganadería colombiana

Las oportunidades comerciales para nuestros productos en este mercado saltan a la vista: su consumo crece a tasas superiores a las del resto del mundo y a las de su propia producción; su mercado es estructuralmente deficitario en carne y leche, razón por la cual sus importaciones muestran una dinámica creciente a largo plazo; los precios del mercado interno, así como de los productos importados, son altamente atractivos y convenientes para nuestro país; y por último, el estatus sanitario de Colombia es hoy superior al coreano en materia de fiebre aftosa y de encefalopatía espongiforme bovina.

¿Por qué sería un buen cliente?

Corea del Sur tiene una economía en crecimiento (3,6% en el Producto Interno Bruto proyectado a 2010), ingresos por persona importantes y una inflación relativamente estable, lo cual configura un escenario favorable para la exportación.

Si bien su producción interna ha venido creciendo a un nivel sostenido durante las últimas décadas -en buena parte por el apoyo que le otorga el Gobierno-, aún evidencia problemas de costos, calidad y, especialmente, sanitarios, al tener ocasionales brotes de enfermedades como fiebre aftosa.

De acuerdo con el Informe de Política Comercial de la Organización Mundial de Comercio, OMC, el aporte de toda la agricultura al PIB de Corea ha disminuido, así como su contribución al empleo total, pero paralelamente las importaciones se han fortalecido como resultado de un incremento en los salarios, los cambios de los hábitos de consumo y la liberalización del comercio agrícola, de manera, que en la actualidad, Corea es catalogado como un importador neto de productos alimenticios, que en 2007 elevó su déficit comercial agrícola a US$13.650 millones.

Los sectores de carne de bovino y lácteos no son la excepción a esta tendencia, y de hecho, según los pronósticos de Fapri ratificados en el más reciente reporte de la FAO – Oecd (Agricultural Outlook 2010 – 2019)[1], durante la próxima década el consumo de carne de bovino en Corea del Sur crecerá 18.7%, mientras que la producción lo hará en 9.4%.

Así mismo, se mantendrá una brecha importante entre producción y consumo, de manera que para 2019 la oferta doméstica sólo será capaz de abastecer el 48% del consumo interno, lo que acentuará la dependencia de las importaciones que para ese mismo año llegarán a 349.000 toneladas, equivalentes al 52% de la demanda interna.

En consecuencia, señala el presidente de Fedegán José Félix Lafaurie Rivera, que Corea del Sur cada vez será más deficitario en carne y aumentará su dependencia de las importaciones, lo cual representa una importante oportunidad comercial para Colombia, ya que contamos con la oferta exportable para participar de este mercado.

Corea y el mercado mundial

Un enfoque más detallado del mercado indica que los precios para la carne son atractivos y probablemente seguirán siéndolo en el futuro próximo, mientras que a nivel de competencia habrá una transformación en la oferta cárnica a Corea, en un entorno donde la ganadería de Oceanía cede terreno en ese destino, Canadá aún no obtiene acceso y EU tiene problemas para cumplir las normas sanitarias y fitosanitarias del país. Esto sin olvidar los recientes brotes de EEB registrados en hatos ganaderos nacionales.

Igualmente, y aunque su propensión al consumo de carne bovina no es muy alta, la ciudadanía coreana podría aún ampliar estas compras en virtud de que su consumo es apenas marginal frente a otros alimentos (comida de mar, por ejemplo). Con ello, el consumo seguiría creciendo en el 2010 (+7,6%) y en el mediano y largo plazo.

Mercados internacionales

Carne de EE.UU

Corea del Sur, en los primeros cuatro meses de 2010, importó 24.513 toneladas de carne bovina norteamericana, cifra que significa el 30,4% del total de compras al exterior del rubro. Estadísticas de la Federación de Exportadores de Carne de Estados Unidos, Usmef, indican que estos embarques son 24,4% superiores al mismo lapso de 2009, cuando se logró comercializar 16.886 toneladas con destino al mercado surcoreano. Es de anotar que 2008 la importación de carne bovina estadounidense a Corea del Sur sufrió varios contratiempos, en especial por obra de las manifestaciones populares que se quejaban por la aparente inconveniencia de su consumo.

Atrás la “vaca loca”

Quedó definitivamente en el pasado el miedo a la Encefalopatía Espongiforme Bovina, EEB, que se presentó en la ganadería norteamericana. El mejoramiento de la imagen de la carne bovina, su alta calidad, buen gusto y precio razonable, se constituyeron en la clave del despegue comercial que se ha registrado en 2010. La Usmef ha señalado que persistirá en sus actividades de promoción de la carne norteamericana, asistiendo a exposiciones alimentarias que se desarrollen en ese país, como la que tuvo lugar el pasado 15 de mayo en Seúl, dirigiéndose posteriormente a la feria de junio de Busan.

Actividad productiva

La experiencia de los círculos

“De los Círculos de Excelencia de Fedegan, he aprendido que me falta mucho por hacer en mi finca. De cada ganadería que hemos visitado, he sacado algo importante: he arreglado los potreros con cerca, he mejorado la crianza de las terneras y también me concienticé que se debe meter leguminosa en los pastos y poner sombra. Eso es básico. Siempre pensé que para poco ganado no se necesitaba un software, pero me he dado cuenta que llevando una buena información de todo lo que pasa con el ganado y en la finca, se toman decisiones más rápido y fácilmente”, Tulia Inés Salamanca de Aponte Finca El Tulipán, Socorro, Santander.   

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad