La Justicia y las estadísticas | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
20ºC
Actualizado 06:07 pm

La Justicia y las estadísticas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-06 05:00:00

La Justicia y las estadísticas

La Justicia y las estadísticas

La Justicia tiene muchos problemas y de muy diverso origen. Pero a los que lleva a cuestas desde hace dos siglos, se le han agregado otros que surgieron a la vida como soluciones y que en lugar de aliviar la carga, han mutado en un lastre más del nudo gordiano.

Uno de ellos, que surgió en los años 70 del siglo XX, son las estadísticas de la tarea que adelanta cada Juzgado. Es difícil creer que el tener que presentar un informe estadístico mensual de las providencias dictadas y de las diligencias procesales llevadas a cabo por cada Juzgado, mute en factor de crisis. Pero así son las cosas. ¿Por qué?

Desde hace cerca de 40 años a cada Juzgado se le exige proferir un determinado número de sentencias y providencias de importancia. Y eso que es frío en el papel, tiene otra dimensión en la vida práctica. Cada proceso es un universo distinto. Unos son de fácil solución, otros son nudos ciegos de conflictos de muy difícil solución. Así, hay providencias que se pueden proferir sin devanarse los sesos y otras que trasnochan al más versado jurista durante semanas y meses enteros.

Y de contera, en los Juzgados además de dictar providencias, hay que dedicar gran parte del tiempo a recaudar pruebas judiciales del más diverso orden. ¿A qué ha llevado esto?

A una solución tan peligrosa como inconveniente. A la nómina de empleados judiciales se han sumado numerosos estudiantes de Derecho que acaban de cursar materias, quienes no tienen la versación, ni la experiencia, ni la madurez que las circunstancias exigen y a ellos gran número de jueces, como consecuencia de la congestión judicial, les confían la toma de difíciles decisiones en los más diversos procesos. ¿A qué ha conducido ello?

A que la Justicia que se está dictando deja mucho que desear y a que cada vez es más frecuente el decidir casos delicados en sentido incorrecto. Así, los platos rotos terminan siendo pagados por quienes están inmersos en pleitos de tan difícil solución que han tenido que llevarlos a conocimiento de los jueces…. ¡Y terminan siendo decididos por estudiantes que debían estar dedicados a otros menesteres!

¡Ah, pero los Juzgados cumplen con el número mínimo de providencias que las estadísticas les exigen!

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad