La almendra económica de la Unidad Nacional | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
23ºC
Actualizado 05:56 pm

La almendra económica de la Unidad Nacional | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-07 05:00:00

La almendra económica de la Unidad Nacional

La almendra económica de la Unidad Nacional

Los TLC no traen consigo una mayor dinámica inmediata de las exportaciones y del empleo; El gobierno dice que la gracia de estos acuerdos es que son “modernizadores” y que favorecen la internacionalización de la economía. Esta lógica puede ser correcta, pero sus implicaciones no son inmediatas; no se ven en un periodo de gobierno. Mientras tanto, siguen siendo determinantes los viejos problemas: crecimiento insuficiente, el espectro de un desempleo vergonzosa y sostenidamente elevado y el creciente imperio del rebusque y la informalidad laboral.

Juan Manuel Santos ha esbozado unas altas metas de formalización de empleos y de generación de nuevos puestos de trabajo decente. La nueva administración no podrá esperar que los acuerdos bilaterales (si es que algún día llegan a ser ley de la tierra) impulsen el crecimiento del empleo en el futuro inmediato.

Recordemos que desde hace veinticinco años los gobiernos y las organizaciones políticas le han apostado a una variada agenda de modernización de las instituciones económicas, desde las llamadas reformas estructurales que arrancaron con Barco, pasando por la Constitución de 1991 y sus desarrollos legales, por la apertura unilateral (¿recuerda usted el G3 con Méjico y Venezuela, por ejemplo?) y ahora por la ilusión del TLC con los gringos, y los demás acuerdos bilaterales. La transición administrativa es una buena ocasión para que la dirigencia política y cultural haga una revisión de esta ya larga marcha de modernización, y saque cuentas para lo que importa, que no es otra cosa que la prosperidad sostenible de la sociedad colombiana. El régimen político y el establecimiento cultural están obligados a trabajar sobre lo construido. Pero no hay duda de que el edificio institucional de Colombia es un edificio contrahecho. La modernización sigue siendo un blanco móvil.

¿Cuál es, entonces, el reto y la oportunidad de Santos? La idea de la Prosperidad Democrática es un buen dispositivo electoral; el problema es que, para materializarla, hace falta un enorme esfuerzo reformador cuyos frutos se verían después de Santos. Esta debe ser la almendra de un Gobierno de Unidad Nacional. Habrá que precisar el contenido de la Agenda de Unidad Nacional propuesta por Santos, y añadirle una reforma fiscal (la regla, las regalías), una reforma al sistema de Seguridad Social y una reforma laboral. Fácil decirlo…

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad