Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 10 2016
21ºC
Actualizado 06:09 pm

¿En quién confiar? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-10 05:00:00

¿En quién confiar?

¿En quién confiar?

¿Qué ha pasado? Toyota, la empresa número uno del sector automotriz, conocida por su calidad, ha caído en desgracia en el mercado norteamericano por un problema encontrado en el acelerador de algunos de sus modelos que ya ha causado un par de muertes. Así mismo, una mancha negra de petróleo se ha regado por la costa este americana. La fuga lleva más de 40 días y BP aún no ha dado con la solución. Mientras tanto, la reputada Goldman Sachs ha sido demandada por el gobierno, acusada de engañar a sus clientes.

En las siguientes filminas nuestro profesor nos muestra tres curvas, todas ellas moviéndose en el mismo sentido: hacia la baja. Es el precio de las acciones de estas tres compañías, las cuales reflejan la crisis de confianza del inversionistas. ¿Cómo reaccionaron todas estas firmas ante el público? nos pregunta el profesor. Todas ellas cometieron el mismo error, nos dice el maestro: ante la crisis reaccionaron con argumentos técnicos justificando lo sucedido y dejaron de lado otras tres variables necesarias para ganar confianza: la transparencia, de contar los hechos con claridad; el compromiso, de que harían todo por arreglar el problema y el más importante, la empatía, que el consumidor perciba que la empresa se preocupa y se interesa por ellos.

Empatía, transparencia, compromiso y experiencia o conocimiento: cuatro variables que adecuadamente balanceadas logran ganar lo que debe ser la más preciado para una compañía: la confianza de sus clientes. Luego de la discusión de clase reflexionábamos sobre cómo estas variables para lograr la confianza de nuestro cliente no sólo se circunscriben a la esfera empresarial sino a la vida política, de convivencia ciudadana y nuestras relaciones personales. ¿Qué tan confiables somos si nos medimos con estas variables? ¿Mostramos empatía y transparencia, en especial cuando estamos contra la pared o cuando está en juego algo que afecte nuestros intereses? ¿Somos transparentes? ¿Nuestro actuar refleja nuestro hablar? La clase valió la pena; el profe nos dejó pensando.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad