El Socorro es Primero | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Feb 20 2018
22ºC
Actualizado 09:30 pm

El Socorro es Primero | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-10 05:00:00

El Socorro es Primero

Recuerdo que cuando se celebró el Bicentenario de la Revolución o Insurrección Comunera en 1981, el presidente de esa época, el doctor Julio César Turbay Ayala, encabezó la lista de ilustres asistentes a los actos conmemorativos. Lo mismo deberá suceder ahora cuando celebramos el Bicentenario de la proclamación del Acta del Socorro ocurrida el 10 de julio de 1810.
El Socorro es Primero

Por el especialísimo significado que este hecho tiene para la historia de Santander y de Colombia, la Academia de Historia de Santander ha querido realizar una sesión especial en el mismo sitio de los acontecimientos, cuando el pueblo soberano instaló un cabildo independiente para que lo representara y gobernara.

Personalmente me llama la atención la figura del cabildo porque en primer lugar se trataba de un cuerpo colegiado que lograba reunir varias opiniones y tendencias y, segundo, porque allí tenían cabida personas de todas las edades y condiciones sociales.

Repasando las Actas de Independencia que se dieron a todo lo largo y ancho de la América Hispánica, casi todas encontraron en la figura del cabildo su mejor expresión y representación del pueblo.

Los hechos del Socorro que tuvieron lugar aquel 10 de julio de 1810 están cuidadosamente consignados en el acta que se redactó y posteriormente se leyó al pueblo amotinado.

En ellas podemos también constatar el profundo sentimiento patriótico y los inmensos anhelos de libertad e igualdad que se hacen evidentes en el acta del 11 de julio de 1810 en la cual podemos leer:

“Ya respiramos con libertad, habiéndose restituido la confianza pública; ya sabemos que podemos conservar nuestra sagrada religión y esta provincia a su legítimo soberano el señor Don Fernando Séptimo, sin peligro de que los favoritos de Godoy y que los emisarios de Bonaparte nos esclavicen dividiéndonos.  Y para manifestar a la faz del universo la justicia y legitimidad de nuestros procedimientos, se circulará esta acta a los demás cabildos del reino”.

Aunque pareciera que los hechos ocurridos en Venezuela en el primer semestre de ese mismo año y los altercados entre Don Juan Bastús, corregidor de Pamplona, con la familia Gallardo pudieran haber sido un claro antecedente para explicar los hechos que se dieron en el Socorro, mirando detenidamente las cosas, no parecen serlo realmente porque en el Socorro la conducta del corregidor Valdés era, por decir lo menos, francamente intolerable para la población socorrana, porque, además de amenazar con pasar a cuchillo a eminentes ciudadanos como Don Lorenzo Plata y Don Miguel Tadeo Gómez, había hecho decapitar a los jóvenes José María Rosillo y Vicente Cadena y enviado sus cabezas a la capital de la República como escarmiento a quien se atreviera a poner en duda la legitimidad y obediencia de las autoridades regionales.

Se agregan a lo anterior los hechos de sangre que se presentaron la noche del 9 de julio cuando perdieron la vida ocho ciudadanos inermes.

Con la manifestación popular de los socorranos el 10 de julio de 1810, en asuntos de independencia, el Socorro fue el primero, como bien lo dice la bella pancarta que los organizadores de las celebraciones del Bicentenario han ubicado en diferentes sitios de la vía y en la misma ciudad de Bucaramanga.

Por toda su tradición de lucha por la independencia y la libertad, yo me atrevería a decir que junto con Charalá, el Socorro sintetiza, de alguna manera, el carácter santandereano, porque siempre que se habla de ejemplos para respaldar nuestro recio carácter, es necesario citar lo ocurrido en el Socorro y lo sucedido en Charalá donde también el pueblo se sacrificó para detener a las tropas del Coronel Lucas González que iban en refuerzo del general Barreiro, derrotado hacía pocos días en el Pantano de Vargas.

En el canon número catorce de la sesión del 15 de julio de 1810, como base de su Constitución se manifiesta claramente el talante y el espíritu santandereano:

“El gobierno del Socorro dará auxilio y protección a todo pueblo que quiera reunírsele a gozar de los bienes que ofrecen la libertad y la igualdad que ofrecemos como principios fundamentales de nuestra felicidad”.

Es justo reconocer y resaltar la copiosa y variada programación que el Comité pro Bicentenario ha organizado en esta ocasión para que todas las expresiones del arte y la cultura tengan su espacio y para que sin distingos todas las personas y artistas den su propia versión de este acontecimiento llamado desde hace doscientos años a ser punto de referencia obligado de nuestra historia colombiana.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad