Espeluznante confesión sobre el crimen de la pareja desaparecida | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Sep 20 2017
20ºC
Actualizado 10:00 pm

Espeluznante confesión sobre el crimen de la pareja desaparecida | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-10 05:00:00

Espeluznante confesión sobre el crimen de la pareja desaparecida

El temor por afrontar una pena de 60 años de prisión hizo que alias ‘Claudia’, confesara su participación en el crimen y desaparición de Libardo Zambrano, de 64 años y de su esposa Arelis Ortega de 36, en hechos ocurridos el pasado 23 de enero.
Espeluznante confesión sobre el crimen de la pareja desaparecida

En un estremecedor relato que deja al descubierto la sevicia y maldad con la que la banda de delincuentes planeó y ejecutó el macabro plan, alias ‘Claudia’ confesó todos los detalles del doble asesinato que tenía como fin adueñarse de las propiedades de los esposos Zambrano Ortega.

La confesión fue entregada en la madrugada de ayer por alias ‘Claudia’, capturada por la Policía el martes en el barrio Palenque, en Girón, por los delitos de homicidio agravado, desaparición forzosa, secuestro simple, hurto calificado y agravado y porte ilegal de armas de fuego.

Como se recordará, junto a ‘Claudia’ fueron capturadas otras seis personas en el marco de la operación República 223, que habrían participado de manera directa en el crimen de la pareja.

El crudo y espantoso relato fue leído ayer por la Fiscalía en una audiencia pública en la que le imputaron cargos a alias ‘Yaneth’ y a alias ‘Caliche’, también vinculados con la muerte de los esposos Zambrano Ortega.

“Queríamos plata”

El plan de asesinar a la pareja de esposos Zambrano Ortega nació en la mente de tres mujeres ansiosas por llenar sus manos de dinero, para resolver de una vez por todas sus situaciones económicas.

Alias ‘Claudia’: “A principios de enero nos reunimos con ‘La Diabla’ y ‘Yaneth’ para planear algo porque ninguna tenía plata para los gastos diarios. Estábamos desesperadas por plata. Entonces se nos ocurrió la idea de apoderarnos de unos bienes para venderlos. Pensamos en varias opciones hasta que me acordé que tenía un amigo que se llamaba Libardo que tenía mucha plata…”

Según se pudo establecer la amistad entre Libardo Zambrano y alias ‘Claudia’ era de hace varios años ya que la hoy capturada trabajaba como comerciante y mantenía una relación de negocios con la víctima.

Alias ‘Claudia’: “Yo les dije a ‘La Diabla’ y a ‘Yaneth’ que Libardo tenía una casa que vale como $100 millones y una camioneta. Les dije que él tenía esposa pero que no tenían familia”.

“Hay que matarlos”

Las tres mujeres, alias ‘Claudia’ ‘La Diabla’ y ‘Yaneth’ se volvieron a reunir días después en una vivienda de Girón donde ultimaron los detalles del macabro plan, en compañía de alias ‘Caliche’, quien se unió al grupo.

Alias ‘Claudia’: “En esa reunión llegamos al acuerdo de que teníamos que matar a Libardo y a su esposa para quedarnos con sus propiedades. Ese día estaba ‘Caliche’ y entre todos pensamos en la forma de matarlos. Primero pensamos en darles cianuro, luego creímos que la mejor forma era suministrarles un somnífero para descuartizarlos y tirarlos al río, pero concluimos entre todos que para que no sufrieran les íbamos a inyectar cianuro”.

Después de planear la forma en la que la pareja de esposos sería asesinada, los delincuentes empezaron a elaborar la coartada para poder matarlos y desaparecerlos.

Alias ‘Claudia’: “Antes de la idea de enterrarlos en una finca pensamos en matarlos en el apartamento de Libardo y enterrarlos ahí mismo, pero yo les dije que no porque era un primer piso y eso complicaba las cosas”.


“Lo invitamos al paseo”

El jueves 21 de enero una de las mujeres contactó a Libardo para invitarlo a acampar en una finca ubicada en La Renta, en la vía entre Lebrija y Barrancabermeja.

Alias ‘Claudia’: “Caliche ya había hecho la fosa en la finca donde iban a enterrar a Libardo y a su esposa. Entonces llamamos a Libardo y le dijimos lo del paseo pero él nos dijo que iba a ir solo. Entonces le dijimos que solo no porque queríamos que fuera con la esposa. Él nos dijo que era complicado pero finalmente fueron los dos. Ellos nos recogieron en Girón y de allí nos fuimos con ‘La Diabla’ y ‘Yaneth’ para la finca donde ‘Caliche’ nos estaba esperando escondido”.

Sin sospechar siquiera lo que les esperaba la pareja de esposos llegó a la finca, pero antes hicieron una parada en el sitio conocido como La Renta, donde compraron quesos y otros alimentos.


Muerte agónica

La parte más escalofriante del relato fue la forma en la que los delincuentes acabaron con la vida de los esposos Zambrano Ortega, a quienes luego de darles un somnífero les inyectaron cianuro.

Alias ‘Claudia’: “El cianuro lo hirvieron en agua para que quedara líquido porque eso lo venden es en pepa. Ya teníamos listas la jeringas para inyectarlo y el somnífero. Todo pasó cuando ellos llegaron a la finca”.

Cuando la pareja empezó a experimentar los efectos del somnífero los delincuentes procedieron a inyectarles el cianuro. Según el relato de alias ‘Claudia’ la primera en morir fue Arelis Ortega a quien golpearon en repetidas oportunidades para que suministrara la clave de encendido de la camioneta Chevrolet Gran Vitara de placas FMD-353, propiedad de las víctimas.

Cuando Arelis murió, el mismo sábado 23 de enero al mediodía, dos de los delincuentes la llevaron alzada hasta la fosa que previamente cavaron y allí arrojaron su cuerpo.

De acuerdo con la información aportada por alias ‘Claudia’ la muerte de Libardo fue más agónica ya que pese a que le inyectaron cianuro su cuerpo no dejaba de convulsionar, por lo que uno de los sujetos optó por propinarle un fuerte golpe en la nuca que a la postre le quitó la vida.

Luego que haber sepultado los dos cuerpos el grupo de delincuentes emprendió la huida del sitio con la camioneta y el resto de pertenencias de las víctimas.

Encontraron la fosa

A las labores de búsqueda del sitio en el que fueron sepultados los esposos Zambrano Ortega se sumaron otros dos implicados en el hecho. Ayer, luego de 12 horas de intensa búsqueda, la Policía logró ubicar el sitio exacto donde fueron enterrados los cuerpos. Los tres capturados que decidieron colaborar con la búsqueda confirmaron que en efecto el terreno donde la Policía ubicó la fosa es donde fueron sepultadas las víctimas. El perro entrenado en la localización de osamentas también dio la señal de que en dicho terreno, localizado entre Lebrija y La Renta, hay cuerpos sepultados. Las tareas de exhumación fueron suspendidas anoche por la oscuridad y según las autoridades hoy a las 5:00 de la mañana se espera que se reinicien las tareas de excavación.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad