Productividad, brecha de crecimiento | Noticias de santander, colombia y el Mundo

Martes 30 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Colombia
2010-07-11 05:00:00

Productividad, brecha de crecimiento

Productividad, brecha de crecimiento
Aunque el crecimiento de Colombia durante los últimos años ha sido relativamente bueno, e incluso en tiempos de crisis mundial el país no entró en recesión, en opinión de algunos expertos, hay demasiado por mejorar.

En un reciente estudio de Asobancaria se criticó que efectivamente la principal falla del crecimiento económico de Colombia en el largo plazo es la escasa contribución de la productividad de sus factores.

Según la entidad, a pesar de que el proceso de crecimiento económico de Colombia ha sido sostenido, sus resultados no son satisfactorios.

Con pocas excepciones (1929-30, 1982, 1998-99 y 2008-09), originadas por fuertes choques externos provenientes de profundas crisis internacionales, el PIB colombiano ha crecido continuamente en el largo plazo.

“Además, la volatilidad de nuestro crecimiento es baja en el contexto internacional. Sin embargo, aunque la expansión relativamente estable de la economía mejoró la calidad de la vida de la población, Colombia no ha cerrado la brecha de ingreso que la separa de los países avanzados. Muchos otros han tenido historias más exitosas de crecimiento, tanto por su velocidad per cápita, como por el cierre de la brecha con los más avanzados. Por causa de ese fracaso nuestro país no es todavía desarrollado”, anota el estudio.

Deficiente productividad

“La productividad no aumenta sostenidamente de modo que no acelera la expansión de la producción ni mejora sustancialmente la competitividad de la oferta de bienes y de servicios. El gasto en investigación y desarrollo es ínfimo y, por tanto, no genera procesos dinámicos de innovación ni progreso tecnológico. Las tasas de ahorro y de inversión son bajas. En consecuencia, los mercados financieros domésticos son poco profundos. Además, la regulación y supervisión financieras tienden a ser represivas: frenan la innovación, obstaculizan la bancarización, impiden la competencia y, en suma, limitan la profundización. Aunque es el resultado de un proceso de decisión democrático, el tamaño del estado es muy grande”, precisa la investigación.

Al mismo tiempo, sostienen los investigadores del gremio financiero, el sector público no genera ahorro, invierte poco y su gasto improductivo desplaza el gasto privado. En estas condiciones, la economía debe complementar la escasez de ahorro doméstico con inversión extranjera. Sin embargo, el régimen cambiario no es amigable con ella.

Igualmente, para Asobancaria, la economía no se ha integrado con éxito al resto del mundo. La infraestructura, sobre todo vial, está rezagada. Genera sobrecostos que lesionan la competitividad de la producción nacional. En general, aunque ha mejorado durante la última década, el entorno institucional frena el crecimiento, porque arrastra pesados lastres: hay inseguridad jurídica, tramitomanía, impunidad, violencia, irrespeto de contratos y no se acatan plenamente los derechos de propiedad.

Para Sergio Clavijo de Anif, efectivamente el país ha dejado a un lado el camino de crecimiento progresivo durante la última década.

“Con la crisis internacional del período 2008-2009 parece que el país ha perdido la senda del crecimiento sostenido a tasas superiores al 5% anual. Difícilmente el país alcanzará un crecimiento superior al 3% anual en el 2010 y uno del 4% en el 2011”, dijo el analista.

En su opinión, infortunadamente Colombia aún no se ha logrado posicionar como un país emergente dinámico. “Colombia, después de las significativas ganancias en productividad multifactorial del período 2003-2007, se ha estancado. La relación Inversión/Producto promedió un 20% en dicho período, lo cual indica que tiene espacio para generar apalancamientos productivos que redunden en tasas de crecimiento del 4% anual, pero no mucho más”.

Anif estima un crecimiento económico promedio de sólo un 2.4% anual durante el período 2008-2011, el cual viene aparejado con una caída de la productividad multifactorial, a razón de -2.1% anual en dicho período. Aún si la inversión productiva logra retomar la senda de expansión del 5% anual, tras la contracción de 5.4% del 2010, es bastante probable que la relación inversión/PIB se estanque en niveles del 27% del PIB. “Estos niveles de inversión a duras penas permitirían crecimientos del 5% anual en la fase 2012-2014”, agregó Clavijo.

Fidel Jaramillo, asesor regional del Departamento de Países Andinos, BID, recientemente en un foro de Fedesarrollo sobre el tema, aseguró que efectivamente la productividad en Colombia es el problema del estancamiento en el crecimiento.

“Nos preocupa no sólo el hecho de que Colombia haya tenido tan bajo crecimiento, sino que además su productividad se ha estancado haciendo que la brecha de crecimiento entre Colombia y los países desarrollados aumente.

“El problema estructural de Colombia, no sólo es grande sino muy viejo. Por estar aplicando políticas paliativas el problema ha persistido a través del tiempo de manera que el enano se agrandó y la cuestión está en cómo priorizar lo importante, urgente o extremadamente urgente”, dijo Jaramillo.

Los pronósticos

Sin embargo las cifras de algunos centros de investigaciones son algo alentadoras. Para Corficolombiana, durante el primer trimestre de 2010 el PIB de Colombia creció 4.4% año sobre año con respecto al mismo trimestre de 2009, superando ampliamente las expectativas del mercado (Corficolombiana: 3.2%, consenso: 3.7%).

“Esta cifra equivale a un crecimiento de 1.3% trimestre sobre trimestre frente a 2009. Adicionalmente, el Dane presentó revisiones metodológicas en el cálculo del PIB, incluyendo un cambio en el año base que pasa de 2000 a 2005, entre otros. Con la nueva metodología, el crecimiento del PIB aumentó de 2.4% a 2.7% en 2008 y de 0.4% a 0.8% en 2009. Dado el buen resultado de la economía, en una coyuntura internacional aún inestable, y en línea con el sesgo alcista que veníamos sosteniendo en los últimos meses, estamos aumentando significativamente nuestras proyecciones de crecimiento del PIB de 2.6% a 4.3% en 2010 y de 4.0% a 5.0% en 2011”, anotaron los investigadores.

El departamento de Investigaciones del Banco de Bogotá también tiene pronósticos alentadores.

“Efectivamente los resultados del PIB del primer trimestre fueron mejores a los esperados por la mayoría de los analistas y los ajustes en la metodología favorecieron el ciclo actual de crecimiento. Con los cambios hechos por el Dane cambiaron las participaciones de los sectores económicos, teniendo ahora más participación la minería, la construcción y los establecimientos financieros, y reduciéndose la agricultura, la industria y el comercio. De esta forma es necesario ajustar las proyecciones de crecimiento para el año completo, así el detalle de las proyecciones para los sectores se mantenga casi sin cambios”.

Debido a esto, el Departamento de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá revisó su proyección de crecimiento de 3.6% a 4.5%; “para la segunda mitad del año, la dinámica económica se moderaría siguiendo el comportamiento internacional”, aseguraron.

Publicada por
Redacción Vanguardia Liberal, Bogotá
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones