S√°b Dic 10 2016
21ºC
Actualizado 03:27 pm

Google se queda en China | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-11 05:00:00

Google se queda en China

Google contin√ļa buscando un balance entre el cumplimiento de las normas impuestas por el gobierno de China y el cumplimiento de su propio compromiso de dar a los ciudadanos de la rep√ļblica popular un acceso cada vez mayor a la informaci√≥n.
Google se queda en China

Ahora la empresa tendr√° al menos a√Īo m√°s de plazo para encontrar ese elusivo punto medio, al tiempo que compite con proveedores de servicios locales que s√≠ juegan seg√ļn las reglas del gobierno chino, y que tienen un n√ļmero de usuarios varias veces mayor que el del gigante del Internet en el pa√≠s.

Redirección no-automática

A inicios del a√Īo Google notific√≥ que durante diciembre de 2009 sus servidores hab√≠an recibido un ataque inform√°tico proveniente de China. La compa√Ī√≠a inform√≥ adem√°s que una gran cantidad de las cuentas de correo comprometidas en el ataque pertenec√≠an a miembros de grupos defensores de los derechos humanos.

D√≠as despu√©s Google indic√≥ que s√≥lo mantendr√≠a en funcionamiento su portal Google.cn y seguir√≠a operando en China si se le permit√≠a entregar a sus usuarios resultados de b√ļsqueda no censurados. Pero en China el gobierno tiene prohibidas ciertas p√°ginas con contenido no apropiado, y modera la opini√≥n de algunos usuarios en la Red.

Entonces, como √ļltimo e incierto recurso, Google decidi√≥ redirigir autom√°ticamente a los visitantes de Google.cn al portal de b√ļsquedas de Hong Kong, desde donde pod√≠a entregar resultados sin moderaci√≥n del gobierno continental de China.

Como era esperable, el gobierno de China estuvo en desacuerdo con la medida. Fue en ese momento cuando Google realizó una maniobra cuestionable; reemplazó su logotipo y la barra de texto en Google.cn por una imagen que simula el portal original. Presionar esa imagen redirige a los usuarios al portal de Hong Kong.

Pocos esperaban que esta estrategia permitiera a Google mantener su licencia de funcionamiento en China.

Al menos otro a√Īo de operaciones

Contra todo pron√≥stico, el gobierno de China decidi√≥ renovar la licencia de Proveedor de Contenidos de Internet a Google esta semana, decisi√≥n que ser√° revisada en 12 meses. Ahora la compa√Ī√≠a, que en un comunicado oficial hab√≠a estimado un su salida del pa√≠s 99% probable, tendr√° un a√Īo m√°s para cautivar a los ciudadanos del pa√≠s con m√°s internautas del mundo.

Y es que el gigante del Internet no es tan grande en China: seg√ļn la firma Analysys International la cuota de mercado del buscador de la empresa es de 30%; cinco puntos m√°s baja de lo que era durante el √ļltimo trimestre de 2009 y una cantidad modesta comparada con la cuota de 64% que tiene el l√≠der local Baidu, que no discute con las pol√≠ticas de filtrado del gobierno chino.

Desafortunadamente para Google, una empresa que a veces contraviene la estrategia para actuar de acuerdo a sus principios, la redirección de los visitantes de Google.cn al portal de Hong Kong no es una solución final; los internautas en China continental obtienen allí resultados no censurados, pero no pueden acceder a las páginas con material ofensivo o políticamente sensible que el gobierno prohíbe.

Google tendr√° que decidir si continuar√° complicando el proceso de b√ļsqueda a sus usuarios, para darles resultados libres de la censura en la que se empe√Īa un gobierno que puede quitarle su licencia de funcionamiento, o si se concentrar√° en ganar m√°s adeptos en un pa√≠s que podr√≠a sumar varios miles de millones de d√≥lares a sus ingresos anuales.

Apple abrir√° 800 puntos de venta en China

La fiebre por los dispositivos port√°tiles y ordenadores de Apple alcanza una temperatura normalmente alta dentro de la gran muralla de China. Lo extra√Īo es que la mayor√≠a de ciudadanos en el pa√≠s ha adquirido estos dispositivos en el mercado negro, y no en una tienda certificada o a trav√©s de un operador de telefon√≠a m√≥vil.

Decidida a cambiar la situaci√≥n, la empresa abrir√° una segunda tienda en el pa√≠s ubicada en Shangh√°i, que con sus 1500 metros cuadrados ser√° mucho m√°s grande que su tienda de Pek√≠n, y a la que seguir√°n otras 25 tiendas y cerca de 800 nuevos puntos de venta certificados que la compa√Ī√≠a abrir√° durante los pr√≥ximos dos a√Īos.

En China, sin embargo, Apple se enfrentará a un mercado donde la penetración de los teléfonos inteligentes que utiliza Android ha sido elevada, y que tiene competidores como Lenovo, una empresa que en occidente sólo vende ordenadores pero que decidió lanzar su teléfono LePhone en China, a un precio inferior a la mitad del costo de un iPhone.

Gobierno australiano no censurar√° el Internet, por ahora

Al menos un a√Īo ha sido aplazada la implementaci√≥n de una ley que obligar√≠a a los Proveedores de Servicios de Internet (ISPs) australianos a denegar el acceso de los ciudadanos del pa√≠s a un listado de sitios Web calificados como no apropiados por el gobierno.

El Ministro de Comunicaciones e Internet del país Stephen Conroy ha impulsado un plan de filtrado de contenido inapropiado que funciona de forma similar al de China: el gobierno crea y actualiza una suerte de lista negra de sitios de Internet, que se entrega a los ISPs para que se aseguren de que los ciudadanos no puedan acceder a estas direcciones Web.

Hasta ahora los ISPs australianos han bloqueado voluntariamente portales con material ilegal seg√ļn la constituci√≥n australiana, entre los que se encuentran los sitios de pornograf√≠a infantil o con informaci√≥n √ļtil para criminales, un sistema que ha mostrado su eficacia en pa√≠ses como Inglaterra.

Muchos de los opositores a plan del ministro Conroy proponen utilizar este mismo sistema en el país, en lugar de darle al gobierno un poder tan grande sobre el contenido disponible en la Red.

Despu√©s de desatender a las inquietudes de varios grupos defensores de la libertad de expresi√≥n, acad√©micos y expertos dentro de la industria tecnol√≥gica durante dos a√Īos, el ministro Conroy ha indicado esta semana que el filtrado no ser√° obligatorio hasta que se realice una cuidadosa revisi√≥n de los criterios de clasificaci√≥n que se utilizar√≠an para declarar ciertos sitios de la Red como ¬Ďno apropiados¬í.

Y se espera que la revisi√≥n del sistema de clasificaci√≥n de gobierno australiano dure al menos un a√Īo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad