Vie Ene 20 2017
19ºC
Actualizado 08:40 pm

Google se queda en China | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-11 05:00:00

Google se queda en China

Google contin煤a buscando un balance entre el cumplimiento de las normas impuestas por el gobierno de China y el cumplimiento de su propio compromiso de dar a los ciudadanos de la rep煤blica popular un acceso cada vez mayor a la informaci贸n.
Google se queda en China

Ahora la empresa tendr谩 al menos a帽o m谩s de plazo para encontrar ese elusivo punto medio, al tiempo que compite con proveedores de servicios locales que s铆 juegan seg煤n las reglas del gobierno chino, y que tienen un n煤mero de usuarios varias veces mayor que el del gigante del Internet en el pa铆s.

Redirecci贸n no-autom谩tica

A inicios del a帽o Google notific贸 que durante diciembre de 2009 sus servidores hab铆an recibido un ataque inform谩tico proveniente de China. La compa帽铆a inform贸 adem谩s que una gran cantidad de las cuentas de correo comprometidas en el ataque pertenec铆an a miembros de grupos defensores de los derechos humanos.

D铆as despu茅s Google indic贸 que s贸lo mantendr铆a en funcionamiento su portal Google.cn y seguir铆a operando en China si se le permit铆a entregar a sus usuarios resultados de b煤squeda no censurados. Pero en China el gobierno tiene prohibidas ciertas p谩ginas con contenido no apropiado, y modera la opini贸n de algunos usuarios en la Red.

Entonces, como 煤ltimo e incierto recurso, Google decidi贸 redirigir autom谩ticamente a los visitantes de Google.cn al portal de b煤squedas de Hong Kong, desde donde pod铆a entregar resultados sin moderaci贸n del gobierno continental de China.

Como era esperable, el gobierno de China estuvo en desacuerdo con la medida. Fue en ese momento cuando Google realiz贸 una maniobra cuestionable; reemplaz贸 su logotipo y la barra de texto en Google.cn por una imagen que simula el portal original. Presionar esa imagen redirige a los usuarios al portal de Hong Kong.

Pocos esperaban que esta estrategia permitiera a Google mantener su licencia de funcionamiento en China.

Al menos otro a帽o de operaciones

Contra todo pron贸stico, el gobierno de China decidi贸 renovar la licencia de Proveedor de Contenidos de Internet a Google esta semana, decisi贸n que ser谩 revisada en 12 meses. Ahora la compa帽铆a, que en un comunicado oficial hab铆a estimado un su salida del pa铆s 99% probable, tendr谩 un a帽o m谩s para cautivar a los ciudadanos del pa铆s con m谩s internautas del mundo.

Y es que el gigante del Internet no es tan grande en China: seg煤n la firma Analysys International la cuota de mercado del buscador de la empresa es de 30%; cinco puntos m谩s baja de lo que era durante el 煤ltimo trimestre de 2009 y una cantidad modesta comparada con la cuota de 64% que tiene el l铆der local Baidu, que no discute con las pol铆ticas de filtrado del gobierno chino.

Desafortunadamente para Google, una empresa que a veces contraviene la estrategia para actuar de acuerdo a sus principios, la redirecci贸n de los visitantes de Google.cn al portal de Hong Kong no es una soluci贸n final; los internautas en China continental obtienen all铆 resultados no censurados, pero no pueden acceder a las p谩ginas con material ofensivo o pol铆ticamente sensible que el gobierno proh铆be.

Google tendr谩 que decidir si continuar谩 complicando el proceso de b煤squeda a sus usuarios, para darles resultados libres de la censura en la que se empe帽a un gobierno que puede quitarle su licencia de funcionamiento, o si se concentrar谩 en ganar m谩s adeptos en un pa铆s que podr铆a sumar varios miles de millones de d贸lares a sus ingresos anuales.

Apple abrir谩 800 puntos de venta en China

La fiebre por los dispositivos port谩tiles y ordenadores de Apple alcanza una temperatura normalmente alta dentro de la gran muralla de China. Lo extra帽o es que la mayor铆a de ciudadanos en el pa铆s ha adquirido estos dispositivos en el mercado negro, y no en una tienda certificada o a trav茅s de un operador de telefon铆a m贸vil.

Decidida a cambiar la situaci贸n, la empresa abrir谩 una segunda tienda en el pa铆s ubicada en Shangh谩i, que con sus 1500 metros cuadrados ser谩 mucho m谩s grande que su tienda de Pek铆n, y a la que seguir谩n otras 25 tiendas y cerca de 800 nuevos puntos de venta certificados que la compa帽铆a abrir谩 durante los pr贸ximos dos a帽os.

En China, sin embargo, Apple se enfrentar谩 a un mercado donde la penetraci贸n de los tel茅fonos inteligentes que utiliza Android ha sido elevada, y que tiene competidores como Lenovo, una empresa que en occidente s贸lo vende ordenadores pero que decidi贸 lanzar su tel茅fono LePhone en China, a un precio inferior a la mitad del costo de un iPhone.

Gobierno australiano no censurar谩 el Internet, por ahora

Al menos un a帽o ha sido aplazada la implementaci贸n de una ley que obligar铆a a los Proveedores de Servicios de Internet (ISPs) australianos a denegar el acceso de los ciudadanos del pa铆s a un listado de sitios Web calificados como no apropiados por el gobierno.

El Ministro de Comunicaciones e Internet del pa铆s Stephen Conroy ha impulsado un plan de filtrado de contenido inapropiado que funciona de forma similar al de China: el gobierno crea y actualiza una suerte de lista negra de sitios de Internet, que se entrega a los ISPs para que se aseguren de que los ciudadanos no puedan acceder a estas direcciones Web.

Hasta ahora los ISPs australianos han bloqueado voluntariamente portales con material ilegal seg煤n la constituci贸n australiana, entre los que se encuentran los sitios de pornograf铆a infantil o con informaci贸n 煤til para criminales, un sistema que ha mostrado su eficacia en pa铆ses como Inglaterra.

Muchos de los opositores a plan del ministro Conroy proponen utilizar este mismo sistema en el pa铆s, en lugar de darle al gobierno un poder tan grande sobre el contenido disponible en la Red.

Despu茅s de desatender a las inquietudes de varios grupos defensores de la libertad de expresi贸n, acad茅micos y expertos dentro de la industria tecnol贸gica durante dos a帽os, el ministro Conroy ha indicado esta semana que el filtrado no ser谩 obligatorio hasta que se realice una cuidadosa revisi贸n de los criterios de clasificaci贸n que se utilizar铆an para declarar ciertos sitios de la Red como 聭no apropiados聮.

Y se espera que la revisi贸n del sistema de clasificaci贸n de gobierno australiano dure al menos un a帽o.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad