La distancia entre los dos¬Ö | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-11 05:00:00

La distancia entre los dos¬Ö

¬Öes cada d√≠a m√°s grande. Esta ranchera suena ahora con m√°s frecuencia en los pasillos de la Casa de Nari√Īo, donde est√°n cada vez m√°s preocupados por los derroteros que va marcando Juan Manuel Santos como Presidente electo que profundizan las diferencias de estilo y de contenido frente al gobierno de Uribe.
La distancia entre los dos¬Ö

En cuanto al estilo, actuaciones como la visita de Santos a la Corte Suprema, los di√°logos con Petro y Pardo, o la acogida de puntos program√°ticos de los partidos de oposici√≥n dentro de su programa de gobierno, muestran que el nuevo Presidente si se quiere tomar en serio aquello de ¬ďpasar la p√°gina de los odios¬Ē y superar la polarizaci√≥n que entroniz√≥ Uribe con su maniquea divisi√≥n del pa√≠s entre buenos (los que estaban con √©l) y malos (los que lo criticaban). El pa√≠s necesita con urgencia este cambio.

M√°s significativos son los cambios en el contenido de las pol√≠ticas p√ļblicas que se presagian con los nombramientos anunciados de los nuevos ministros. Los primeros anuncios, para las carteras de Hacienda, Relaciones Exteriores y Transporte, ya mostraban claros signos de desuribizaci√≥n del pr√≥ximo gobierno pues las personas designadas, adem√°s de ser muy competentes y reconocidos en sus respectivos campos, hab√≠an tenido discrepancias con Uribe, a punto tal que dos de ellos renunciaron a los cargos que tuvieron en su gobierno.

Pero lo que ya casi representa una ruptura entre la administraci√≥n saliente y la entrante es el acertado nombramiento de Juan Camilo Restrepo como Ministro de Agricultura. Juan Camilo se ubica en el ala pastranista del Partido Conservador la cual mantuvo durante estos ocho a√Īos una postura de oposici√≥n abierta al gobierno, planteada de manera muy expl√≠cita en las columnas editoriales de El Nuevo Siglo, y √©l personalmente fue un permanente cr√≠tico de las pol√≠ticas oficiales en particular de las econ√≥micas y fiscales, materias en las que tiene reconocida autoridad.

Tambi√©n critic√≥ Juan Camilo las pol√≠ticas agropecuarias de Uribe y ¬ďuribito¬Ē y, de manera muy directa y dura, los desv√≠os de recursos del programa AIS para favorecer amigos del gobierno; para completar la faena, se aline√≥ con la candidatura de Noem√≠ en contra del exministro Arias, el preferido del Presidente. Con su talante retaliatorio y antidemocr√°tico, la respuesta del gobierno Uribe fue vetar a Juan Camilo para el cargo de Gerente de la Federaci√≥n de Cafeteros para el cual ten√≠a m√©ritos m√°s que sobrados y, hace poco, presionar su renuncia en el Comit√© de Cafeteros donde resultaban incomodas sus posturas cr√≠ticas e independientes.

Las primeras declaraciones del nuevo Ministro de Agricultura muestran el radical cambio de rumbo que habrá en las políticas del sector. Un ministerio para los campesinos y el desarrollo rural, y una verdadera reforma agraria con la devolución de los millones de hectáreas arrebatadas por los paramilitares a los desplazados fueron las prioridades anunciadas que contrastan con el descuido del actual gobierno a estas tareas. Además, se trata de un notorio ejemplo de lo que quiere ser el gobierno de Unidad Nacional de Santos, pues la agricultura con campesinos y la devolución de tierras fueron dos puntos centrales de las propuestas tanto de Pardo y el Partido Liberal como de Petro y el Polo Democrático.

A pesar de ser la mayor beneficiada de los √©xitos en la lucha contra la guerrilla, la agricultura fue la cenicienta del gobierno Uribe: en los ocho a√Īos de su gobierno solo creci√≥ 16% mientras que el resto de la econom√≠a creci√≥ 35%, y en el campo solo crearon 9 mil empleos por a√Īo. Pero no fue por falta de recursos pues el presupuesto para el sector se quintuplic√≥, sino porque buena parte de estos se dedicaron a subsidios ineficientes e inequitativos, y en parte a promover candidaturas presidenciales, olvid√°ndose de los campesinos. Hoy existe la esperanza de que los cambios anunciados transformaran esta realidad.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad