¿Y de Colombia, qué? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
20ºC
Actualizado 05:40 am

¿Y de Colombia, qué? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-15 05:00:00

¿Y de Colombia, qué?

¿Y de Colombia, qué?

Y el mundo sigue girando. Ya varios países definieron los nombres de sus entrenadores para lo que sigue a nivel de competencias entre selecciones nacionales de fútbol. Empezó hace pocos días el Campeonato Mundial Sub 20 Femenino de Fútbol y nuestras futbolistas ya empataron con el seleccionado francés. Los campeonatos domésticos de clubes están reanudando sus competencias y el mercado de jugadores se mueve tímidamente.

A lo anterior debe sumarse el que Colombia ya había designado entrenador y cuerpo técnico desde antes del Campeonato Mundial y que, en consecuencia, Hernán Darío Gómez y sus colaboradores deben estar trabajando desde hace varios meses en sus planes y programas de trabajo. Se sabe que presenció varios partidos en Suráfrica y ojalá haya estado a todo lo largo de tal justa deportiva y esté evaluando, analizando y sacando conclusiones de lo que vio y ocurrió.

Sí, pero ¿Y de Colombia, qué? Ya es hora que los analistas, la prensa y la opinión nacional, conozcan el plan de trabajo del grupo técnico que encabeza Hernán Darío Gómez pues importantes desafíos están más próximos que lejanos y el país está cansado del largo rosario de  improvisaciones que se han vivido en los cerca de  60 años de participación en campeonatos internacionales de fútbol.

Desafortunadamente, es posible que los escépticos ganen otra vez la partida y, pasada la cresta de la ola del Mundial, volvamos a vivir esa enciclopedia de yerros y torpezas que hay en la actividad futbolística colombiana.

Nuestros futbolistas han demostrado, durante el último medio siglo, que muy pocos son verdaderas estrellas pero que todos, buenos y malos, con facilidad se contaminan de los lunares negros de las luminarias del fútbol. Les falta compromiso, amor por la camiseta nacional, garra frente a los contrincantes, habilidad, olfato de gol. Y su patrón de juego se vuelve un insulso peloteo sin futuro, ni éxito.

¿Y cómo no va a ser así si los directivos de tal deporte ponen a diario en evidencia falta de tino, no aprenden de los errores, no asimilan las experiencias, ni corrigen los defectos? ¿Cómo van a cambiar las cosas si del actual desorden tantos hacen cosecha y sus frutos caen a sus  faltriqueras?

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad