Ingrid, mamita, ¡no más! | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
20ºC
Actualizado 07:33 pm

Ingrid, mamita, ¡no más! | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-16 05:00:00

Ingrid, mamita, ¡no más!

Ingrid, mamita, ¡no más!

Y aunque ya oí a algunos juristas –entre ellos al admirado maestro Carlos Gaviria- considerar posibles escenarios para la reclamación de la flaca francófona, como su extensa permanencia en la selva sin que el Estado (la fuerza pública o las autoridades) hicieran algo por rescatarla o negociarla, tengo que acordarme de mis clases de Derecho (las de mis maestros particulares -que tuve la fortuna de tener-): “nemo admittitur aut auditur propriam turpitudinem allegans” (a nadie se escucha cuando alega su propia torpeza). Y claro, el Estado tiene que proteger la vida, honra y bienes de los ciudadanos, pero la vida de un suicida, la honra de una prostituta en ejercicio, o los bienes de quien se empeña en dormir con la puerta abierta, que los cuide la curia, porque el Estado pasa. Así que a Ingrid habrá que exorcizarla de la posesión de águila arpía que sufrió y pedirle a doña Yolanda que la reconvenga: “Ingrid, mamita, ¡no más!”.

Ese es el caso de Ingrid. No el de todos los secuestrados. Aquí la gente se encoleriza y se idiotiza en gavilla, pero se relaja y se pone inteligente de a uno. Entonces, ¿qué pasa con las familias de los secuestrados del Valle?, los demás secuestrados de la guerrilla? La responsabilidad por hechos criminales aislados es obviamente de quien comete el ilícito. Pero el fenómeno de violencia organizada que ataca sistemáticamente a los ciudadanos para suprimir o extorsionar al Estado o revertir el orden existente, empieza a darle forma a la responsabilidad estatal por el simple daño antijurídico consagrada en la constitución del 91. Claro, habrá que ver cada caso en concreto, pero si un ciudadano que, por ejemplo cumple funciones públicas -con lo que resulta más vulnerable que otros al ataque de los terroristas- es utilizado como rehén para presionar al Estado, pues habría que hacer el debate jurídico y no sería injusto que terminara recibiendo una merecida indemnización.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad