Publicidad
Publicidad
Dom Dic 11 2016
19ºC
Actualizado 06:09 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-17 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

El proyecto de Cablelínea se hará sea como sea, recordemos nuevamente que el Alcalde lo anunció desde el 1 de Enero de 2008, así que sin importar qué pase en materia técnica, el propósito siempre estuvo claro. Así que no se preocupen los habitantes de Morrorico y barrios vecinos, que sin importar las condiciones en que vivan, aquí se cree en las megaobras como el sustento del desarrollo. Este proyecto es un proyecto de imagen y así siempre ha sido, fiel copia del modelo de Medellín, en donde la población beneficiada es infinitamente superior en cantidad y en donde los problemas de distancias, movilidad y conexión con el metro sí hacen parte de una estructura real de problemas. Aquí inicia el proyecto llenando la ciudad de vallas y mogadores que anuncian un “teleférico” en los muros y calles de la ciudad y al final se aspira inocentemente a que eso será cuota de la solución de los miles de problemas de este sector de la ciudad y en donde el turismo nos conducirá a ser una ciudad supuestamente internacional y de inversión de capitales externos.
Carlos Esteban Parra C.

Ingrid en blanco y negro

La ex candidata presidencial Ingrid Betancur en un arranque no se sabe si de insensatez o de orgullo infundado, demandó al Estado colombiano a una conciliación por la “ínfima” suma de unos cuantos miles de millones de pesos.
Naturalmente este hecho levantó la ampolla más grande que haya habido en toda la historia colombiana por lo que implica tal actitud y porque con su ejemplar acción, muchos otros se animarán a hacer igual o peor, si consideran que al haber sido secuestrados, amerita que el Estado los indemnice.
Pondrían al Estado en un grave aprieto. ¿Pero es esto legal, tiene asidero jurídico?
Pero la otra cara de este asunto es que en la entrevista que Caracol le hizo a Ingrid, ella se mostró insegura, como asustada, sus respuestas no fueron contundentes y dio la impresión de que lo que dice no es verdad; ahora hay más  dudas de las que ya existen en lo que dijo y lo que prometió. No he demandado al Estado, no la haré, las culpables de mi secuestro son las Farc, este gobierno me rescató, no tengo nada contra las fuerzas armadas, ni contra este gobierno, lo que quiero es que se conozca la real verdad de lo sucedido en mi secuestro, palabras más, palabras menos, quedamos en otro limbo peor, porque sí es cierto que culpa al Estado de su secuestro, así lo dijo en una forma que no convence, porque no hay contundencia en sus afirmaciones, se contradice,  quiere ignorar que hay documentos que prueban de la advertencia que se le hizo de lo peligroso de su aventura.
Tobías Herrera Méndez

Locuras de Ingrid

Sí, Ingrid tiene razón pero tiene egg. ‘Se te olvida’ (es un bolero) que el Ejército le advirtió y la previno para que no avanzara en su intento de desafiar los malhechores que estaban a su asecho. Ahora también le advertimos que no persista en su obsesión porque el Estado la puede poner a pagar todo lo que costó su rescate. En todo caso pobrecita, hay que tenerle consideración; es un síntoma, luego de seis años de secuestro en la manigüa cualquiera se desquicia, pero sí acredita un tratamiento psicológico de cuidados intensivos para evitar se le sigan ocurriendo despropósitos iguales o peores.
Fabio A. Ribero Uribe

Las obras en la ciudad

Mucha controversia han suscitado los accidentes presentados en los carriles de metrolínea, ya que todo eso se imputa de manera directa a la imprudencia del peatón; como se puede constatar, estos accidentes se presentan más que todo en personas adultas mayores, quienes se arriesgan a cruzar la vía en estos sitios, para evitar tener que hacer la ruta del caminodromo en que nuestros  flamantes  ingenieros convirtieron los puentes peatonales que dan acceso a este servicio de transporte.
Y aunque esto no puede ser una escusa valida, sí nos demuestra que cuando se diseñan este tipo de obras, en lo que menos se piensa es en las personas limitadas físicamente o en las de la tercera o cuarta edad, quienes a la larga son quienes padecen todo el rigor de estos largos recorridos en  que se convirtieron los antes llamados puentes peatonales.
Y si de obras mal diseñadas y con traumatismos severos para una comunidad se habla, la pregunta directa es para nuestros gobernantes.  No es justo que una vía que  como la que del mal llamado aeropuerto de palonegro conduce a Bucaramanga y Girón y que es camino obligado de todo visitante y turista, no solo lleve tantos años en su ejecución, sino que tenga tantos riesgos para los conductores por la forma como se construye a pequeños tramos y con un señalización pésima.
Solo aquí en este departamento se ve que un puente de la magnitud del que debe reemplazar al antiguo del rio de oro, lleve ya mas cuatro  años de caído y la empresa a cargo de su construcción no logre crear un espacio real para que el flujo de vehículos  sea efectivo sino que utilice un solo carril para tanto vehículo que por allí se desplaza demostrando así su ineptitud e incapacidad para llevar a cabo una obra de estas características.
Julio Núñez Sánchez

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad