Dos y medio millones de empleos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-18 05:00:00

Dos y medio millones de empleos

Dos y medio millones de empleos

Dijo sí que los empleos provendrían de cinco “locomotoras”: infraestructura, agro, vivienda, minería e innovación; y hasta anunció cuántos empleos aportaría cada una de ellas. Lo que no dijo fue cómo hará para que las locomotoras se aceleren. Sin embargo en sus discursos y en los 109 puntos de su Plan de Gobierno, hay tres ideas concretas que ayudarían a bajar el desempleo: un programa de becas para que los jóvenes pospongan su ingreso al mercado laboral, cambiar las exenciones tributarias al capital por exenciones a quien cree empleos y -tal  vez- eliminar los aportes parafiscales que hoy encarecen la mano de obra.

Son tres ideas piadosas pero muy poco útiles. En Colombia el 80% de los universitarios tienen que trabajar para mantenerse y no apenas para pagar la matrícula.  Las exenciones fiscales son dineros que el Estado deja de recibir y por lo mismo son empleos que él no crea. Y eliminar los parafiscales sería otra forma de “flexibilización” que ya se intentó con la famosa Ley 50 y que produjo tan pocos resultados. Yo entiendo que para ganar las elecciones hay que hacer promesas, y  entiendo que el desempleo es un drama que afecta a muchos votantes: según el DANE y por pura coincidencia, en Mayo pasado había “2.668.000 personas” desempleadas en Colombia.  Es la tasa de desocupación más alta de América Latina. Y peor: es una tasa que no disminuyó bajo el gobierno Uribe, cuando la economía creció como no había crecido en medio siglo.

Digamos que del total de desempleo (12,1% en la última medición) las dos terceras partes son “estructurales” (jamás hemos estado por debajo de un 7%  o un 8%) y el resto es coyuntural o atribuible a factores de más corto plazo. La propuesta de Santos corregiría sólo estos últimos factores y por eso - según su Plan de Gobierno - “nos proponemos llevar el desempleo por debajo del 9% en 2014, y del 6% en 2020”. Pero resulta que los factores de corto plazo ya no son en realidad de corto plazo. En estos años de acelerado crecimiento económico, el desempleo no bajó por tres razones: porque la proporción de personas en edad de trabajar está aumentando, porque ese crecimiento se dio en la gran minería y otras actividades que generan poco empleo, y porque la revaluación del peso que implicaba la bonanza minera aumentó el costo de nuestra mano de obra ¡casi en 40%!

La pregunta del millón (o en este caso, de los dos millones) es entonces: ¿en qué otra cosa podría competir Colombia, dónde está nuestra tecnología de punta, nuestras mega-autopistas, nuestros trabajadores super calificados? No están en ninguna parte. Esas son inversiones de largo plazo o mejor, decisiones estratégicas que una sociedad -no apenas un gobierno- han de tomar y sostener durante décadas.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad