La historia de un viernes de independencia | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Feb 23 2018
21ºC
Actualizado 09:05 am

La historia de un viernes de independencia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-18 05:00:00

La historia de un viernes de independencia

En 1808 Espa√Īa perdi√≥ su soberan√≠a a manos de Napole√≥n Bonaparte. Cuando lleg√≥ la noticia a la Nueva Granada se cre√≥ un vac√≠o de poder, ya que se aseguraba que el Rey Fernando VII pr√°cticamente fue hecho prisionero por Jos√©, el hermano de Napole√≥n.
La historia de un viernes de independencia

Esta ausencia de poder fue aprovechada para lograr más autonomía, sin desconocer los derechos reales.

Se crean entonces las juntas de gobierno para resistir al invasor y, a la vez, gobernar en ausencia del rey depuesto. Estas juntas pronto, uniéndose, organizaron un gobierno alterno al régimen de ocupación impuesto por Napoleón.

En la provincia del Nuevo Reino de Granada, se había creado una junta de notables integrada por autoridades civiles e intelectuales criollos, como José Miguel Pey, Camilo Torres, José Acevedo y Gómez, Joaquín Camacho, Jorge Tadeo Lozano y Antonio Morales, entre otros.

En estas reuniones empezaron a pensar en la t√°ctica pol√≠tica que consist√≠a en provocar una limitada y transitoria perturbaci√≥n del orden p√ļblico y as√≠ aprovechar para tomarse el poder.

La junta de notables propuso entonces crear un incidente con los espa√Īoles, a fin de crear una situaci√≥n conflictiva que diera salida al descontento potencial que exist√≠a en Santaf√© contra la audiencia espa√Īola. Lo importante era conseguir que el Virrey, presionado por la perturbaci√≥n del orden, constituyera ese mismo d√≠a la Junta Suprema de Gobierno.

Don Antonio Morales manifest√≥ que el incidente pod√≠a provocarse con el comerciante peninsular don Jos√© Gonz√°lez Llorente y se ofreci√≥ ¬ďgustoso¬Ē a intervenir en el altercado. Los notables criollos aceptaron la propuesta y decidieron ejecutar el proyecto el viernes, 20 de julio, fecha del mercado.

Se convino que un grupo de criollos (encabezados por Pantale√≥n Santamar√≠a y los hermanos Morales) fueran el d√≠a indicado a la tienda de Llorente a pedirle prestado un florero o cualquier clase de adorno que les sirviera para decorar la mesa de un anunciado banquete en honor a otro criollo destacado, Antonio Villavicencio. En el caso de una negativa, los hermanos Morales proceder√≠an a agredir al espa√Īol.

A fin de garantizar el √©xito del plan, si Llorente entregaba el florero o se negaba de manera cort√©s, se acord√≥ que don Francisco Jos√© de Caldas pasara a la misma hora por frente del almac√©n de Llorente y le saludara, lo cu√°l dar√≠a oportunidad a Morales para reprenderlo por dirigir la palabra a un ¬ďchapet√≥n¬Ē enemigo de los americanos y dar as√≠ comienzo al incidente.

Llorente no fue descortés

Poco después de las 11:00 a.m. de ese viernes 20 de julio, como estaba previsto, se presentaron los criollos ante Llorente y, después de hablarle del anunciado banquete a Villavicencio, se le pidió prestada la pieza para adornar la mesa.

Llorente se negó, pero su negativa no fue dada en términos despectivos o groseros; se limitó a explicar diciendo que la había prestado varias veces y ésta se estaba maltratando y, por lo tanto, perdiendo su valor.

Entonces intervino Caldas, quien pasó a las 11:30 a.m. por frente del almacén y saludó a Llorente, lo que permitió a don Antonio Morales, como estaba acordado, tomar la iniciativa y formular duras críticas hacia Llorente.

Morales y sus compa√Īeros comenzaron entonces a gritar que el comerciante espa√Īol hab√≠a respondido con palabras contra Villavicencio y los americanos, afirmaci√≥n que Llorente neg√≥ categ√≥ricamente.

Mientras tanto los principales conjurados se dispersaron por la plaza gritando: ¬°Est√°n insultando a los americanos!

La ira se tomó el sentir del pueblo. Indios, blancos, patricios, plebeyos, ricos y pobres empezaron a romper a pedradas las vidrieras y a forzar las puertas.

En medio del alboroto popular, el regidor charale√Īo Jos√© Acevedo y G√≥mez subi√≥ al balc√≥n y con su elocuencia patri√≥tica aviv√≥ el sentimiento revolucionario del pueblo.

Frente al pueblo santafere√Īo, eligi√≥ a los vocales de la Junta Suprema de Gobierno y por orden suya se redact√≥ el Acta de la Revoluci√≥n.

Su participación fue decisiva en el cabildo abierto. Es célebre su frase:

¬ďSantafere√Īos: Si perd√©is estos momentos de efervescencia y calor, si dej√°is escapar esta ocasi√≥n √ļnica y feliz, antes de doce horas ser√©is tratados como insurgentes: ved los calabozos, los grillos y las cadenas que os esperan¬Ē.

Al final, la presión sobre el Virrey para que avalara el llamado a la Junta Suprema de Gobierno se logró.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad