“Me gozaré el certamen y daré una competencia leal” | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
20ºC
Actualizado 08:25 pm

“Me gozaré el certamen y daré una competencia leal” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-18 05:00:00

“Me gozaré el certamen y daré una competencia leal”

Natalia Navarro Galvis partirá el próximo 5 de agosto hacia Las Vegas y desde ya tiene claro que llegará pisando fuerte por la corona de Miss Universo 2010.
“Me gozaré el certamen y daré una competencia leal”

Esta barranquillera, de 22 años, se encuentra ajustando los últimos detalles para el certamen de belleza más esperado en el mundo, ya tiene listo su ajuar y ante todo su carisma para gozarse su participación y aprender de la diversidad cultural que encontrará entre más de 80 candidatas de todo el mundo.

La actual Señorita Colombia apartó un espacio en su apretada agenda para hablar con Vanguardia Liberal sobre su preparación, su traje de coronación, cómo está su corazón  y el aprendizaje que obtuvo en su papel de soberana de la belleza de los colombianos.

Natalia confesó que salió de la burbuja en la que se encontraba y que ahora es otra mujer, pero con los mismos valores y el carisma de siempre.

La actual Señorita Colombia nos abrió un poco más su corazón para contarnos cómo es su parte humana, cuáles son sus sueños, sus gustos y qué espera después de Miss Universo.

Su preparación

¿Lista para la noche de coronación el 23 de agosto? ¿Cómo va esa agenda?

Ya tengo todas las herramientas para dar lo mejor de mí. Me voy el cinco de agosto con ganas de representar a mi país y poner a prueba todo lo que he aprendido. He crecido mucho, me he superado y soy una nueva persona pero con los mismos valores y los pies sobre la tierra.

En alguna oportunidad usted dijo que había salido de esa burbuja en la que se encontraba. ¿Por qué?

Porque así fue. Señorita Colombia me hizo cambiar, yo estaba en una burbuja lejos de la realidad, pero con la agenda de Señorita Colombia aprendí tanto, las visitas a un hospital, a un colegio, a un centro de discapacitados te permite recibir de la gente una gran sonrisa a pesar de su sufrimiento. Ese trabajo social me ha hecho despertar mucho más.

Todos quieren conocer el ajuar de la Señorita Colombia. ¿Cuántas maletas tiene pensado llevar a Miss Universo?

Diez mil maletas (risas), pero esperemos que sean menos; necesitamos empacar de la manera más inteligente pues llevamos un ajuar hermoso. El traje de coronación es de Beatriz Camacho, su creación es impactante, es en color rosa con diseños plateados, es elegante, glamoroso, es un vestido que solo está hecho para usar en un certamen de belleza de esta magnitud.

El traje artesanal será el de India Catalina. Una confección elaborada con joyas de Ticuna, de Patricia Acosta. Esas mismas joyas que lucimos en Señorita Colombia las luciré en brazaletes gigantes, la parte superior del vestido estará elaborado todo en argollas. El vestuario tiene mucho metal, como si fuera una chica dorada, llevaré una trenza larga y la pluma será de metal.

¿Qué espera aprender en Miss Universo para su vida personal?

Va a ser la primera vez que estaré en un certamen con más de 80 candidatas y espero aprender de sus culturas; sé que esas hermosas mujeres me pueden enseñar demasiado.

También quiero aprender de mí misma, descubrirme, disfrutar de una competencia sana y sobresalir sin pisar a los demás. El certamen es un gran reto.

Todos los colombianos esperan que Natalia Navarro Galvis se quede con la corona de Miss Universo. ¿Qué pasará en la vida de Natalia, después del certamen?

De llegar a ganar la corona le sacaré todo el provecho; además quiero aprender de esa experiencia y continuar con mis estudios, que es algo que está en mi lista en primer lugar.

Quizá me gustaría ser modelo, me parece divertido, aunque es un arduo trabajo.

Y por qué no, montar un negocio propio donde pueda aplicar mis estudios de Finanzas, me gustaría por el área del diseño.

También trabajar por una sola causa social, ser la madrina de una fundación y enfocarme en ese trabajo.

¿Qué ha sido lo más difícil de ser reina?

Estar lejos de casa, pues no estoy acostumbrada. Algo más, entender que no puedes tener a todo el mundo contento así quieras hacerlo. Debes aceptar que hay muchos gustos y siempre habrá alguien que no esté contento como quisieras, a pesar de ser tan servicial.

Causó polémica que la Señorita Colombia no se operara su nariz. ¿Hay alguna cirugía o retoque para Miss Universo, o Natalia Navarro Galvis sigue defendiendo la belleza natural?

Defiendo lo natural, pero respeto a la gente que quiere hacerse una operación. Desde mi punto de vista, no me gustaría tener ninguna cirugía; el hecho de ser como soy me hace ser una mujer muy fuerte, carismática y me permite desarrollar mi personalidad.

No me he hecho nada para Miss Universo, pero no digo que más adelante pueda llegar a hacerme una, no puedo decir “nunca”, pues no sé qué pase conmigo en 20 años.

¿Cuál es la rutina de ejercicios de Natalia Navarro Galvis? ¿A qué parte del cuerpo le apuesta para fortalecer?

Le apuesto a mis piernas porque tengo como fortaleza mi estatura. Por eso es importante que mis piernas estén saludables, que se vean estilizadas, y por eso voy todos los días al gimnasio.

Cuando no puedo ir un día, al día siguiente voy dos veces para compensar.

En cuanto al ejercicio que más hago es el de las sentadillas, y por lo general cambio de rutina para que los músculos no se acostumbren a un solo ejercicio.

Al interior ¿cómo está el corazón de la Señorita Colombia?

Muy bien, muy cuidado, está contento y muy gordito (risas).

En alguna oportunidad Natalia Navarro manifestó que uno de sus sueños era aprender a bailar ‘tap’. ¿Cómo va ese sueño, se mantiene?

Me encantaría pero pienso que ya estoy viejita (risas). Si tengo una hija le diré que lo intente por mí. Lo cierto es que sí me gusta ir a observar los espectáculos.

¿Por qué le gusta tanto el libro de William Shakespeare ‘Hamlet?

Antes no me gustaba, no lo entendía, no sabía lo que quería decir el autor. Sabía que William Shakespeare era de los mejores escritores, lo apreciaba pero no lo entendía. Hasta que leí la novela con una profesora genial que me explicó qué estaba pasando y por qué el autor escribía Hamlet de esa manera. Aprendí a valorar muchísimo el libro, me metí en la historia, cada palabra era un símbolo y fue así como entendí el precio que tenía Shakespeare.

Uno de los delirios de Natalia Navarro es el pan recién horneado. ¿Cómo ha hecho para resistirse a este antojo y cuidar su figura?

Lo que hago es seguir comiendo pan pero ahora integral. Antes disfrutaba comer un pan con azúcar de Cartagena.

Lo que hago ahora es dejar de consumir harinas de noche y con eso me ayudo mucho cuando no puedo ir al gimnasio. Pero ahora el pan integral está en mi desayuno (risas).

Sabemos que uno de los riesgos que ha asumido fue practicar torrentismo en San Gil. ¿Cómo fue esa experiencia? ¿Lo volvería a intentar?

Fue buenísima la experiencia. Jamás había hecho algo tan extremo, salvo subirme a las montañas rusas muerta del susto pero sabiendo que eran seguras.

El torrentismo ha sido la aventura más grande, pues no sólo se trata de bajar sino de subir hasta a cima, te cansas muchísimo pero lo más divertido es cuando estás con una cascada encima de ti.

Al principio estaba asustada, pero cuando cumplí el reto me sentía la mujer más valiente y aventurera.

Por supuesto que lo volvería a hacer con los ojos cerrados.

Natalia Navarro es fanática de la serie norteamericana ‘Friends’. ¿Con cuál de sus personajes se identifica?

Pienso que todos tienen algo de mí. Soy payasa como Phoebe, algo que no sabe la gente de mí es que me encanta limpiar como Mónica y soy vanidosa como Rachel (risas).

En alguna oportunidad manifestó su interés por aprender a tocar instrumentos como el violín o el acordeón. ¿Cómo va ese deseo?

Está ocupada mi agenda, pero me gustaría aprender el violín, disfruto escucharlo, me parece un instrumento armónico, es una sola sinfonía.

En cuanto al acordeón, me parece interesante que una mujer aprendiera a tocarlo, pues son siempre los hombres los que lo tocan. Me parecería interesante que alguna mujer tomara la iniciativa y empezará a tocar vallenato.

Natalia Navarro Galvis, Señorita Colombia

•    Nació en Barranquilla; sin embargo, representó al Departamento de Bolívar.

•    Sus medidas: 85-66-98.

•    Estatura: 1.79

•    Edad: 22 años.

Domina perfectamente el inglés.

•    Estudios: Finanzas en la Universidad Internacional de La Florida.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad