Publicidad
Publicidad
Lun Dic 5 2016
24ºC
Actualizado 01:41 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-19 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Hugo hizo el viaducto García Cadena en Bucaramanga. La lucha por la Electrificadora del río Sogamoso. Generó y organizó la de Santander. Fue decano de Petróleos de la Universidad Industrial de Santander. Adelantó tareas de provecho en todos los sectores de la vida santandereana. Se inició como candidato al Concejo de su pueblo y allí lo conocimos para desde entonces formar en las filas de su grupo político.

Su temperamento al parecer indiferente y seco le daba el timbre de santandereano auténtico sin renunciar a la fraterna voluntad del amigo que mantiene sus querencias a su manera para estimar a sus allegados que siempre fuimos de sus afectos.

Sus artículos de prensa fueron siempre un oráculo rector para orientar la opinión en los temas que él dominaba y en otros de los que tenía buen juicio, amén de una opinión autorizada y sensata. Fue serio en sus compromisos y en el cumplimiento del deber no hizo concesiones, máxime tratándose de su representación por Santander a la que le entregó la vida, la tranquilidad y el amor que depositó como el tributo más noble a su raza y a sus mayores, cuyas raíces se hunden en las tradiciones de San Vicente de Chucurí. Paz para su tumba.

Julio Valdivieso Torres.

 

Las indemnizaciones

Esa especie de sarampión contagioso que despertó entre los ex secuestrados las pretensiones de Ingrid Betancourt, pone en peligro la estabilidad financiera del Estado colombiano; ya que por lo visto en los medios de comunicación, además de estas pretensiones, todas las víctimas del terrorismo, desde la época nefasta de Pablo Escobar, pretenden indemnizaciones, por lo que ellos consideran negligencia o descuido de los entes de seguridad. Siguiendo estos argumentos, todas las víctimas de los homicidios, asaltos, atracos, robos, extorsiones y demás fechorías que se cometen en las calles y hogares colombianos, podrían también demandar por daños y perjuicios. En estas circunstancias, el erario no alcanzaría para tanta gente, ni siquiera para cubrir lo gastos que requiere la corrupción que nos agobia. Hay casos dignos de resaltar, como el del hoy General Mendieta quien abandonado en la manigua del Vaupés, con un puñado de policías, al ser enterado que se encontraba rodeado de bandidos, a los que no podía resistir, hizo conocer del gobierno de entonces esta situación, sin que se le enviara refuerzo alguno. Sin embargo este oficial, ni sus compañeros, pretenden indemnización alguna. Similar actitud la del excanciller Araujo.

Luis Martín Parra Carreño

Graduados

En el auditorio de la Universidad Industrial de Santander recibieron de manos del señor Alcalde, Dr. Fernando Vargas Mendoza, 573 nuevos graduandos, su certificado como Profesionales en diferentes ramas del saber.

Muy a las nueve de la mañana se empezó la ceremonia de graduación y en su reconocimiento a los esfuerzos realizados por estos jóvenes en su mayoría mujeres, el Dr. Vargas Mendoza hizo el elogio de estas personas que desde hoy ya podrán presentarse a las diferentes empresas a buscar su vinculación con una profesión definida.

Mucho llamó la atención el hecho que en esta graduación la mujer fuera mayoría en un porcentaje que por lo menos llegó a un 70% más bueno, ahí está el reto que el sexo femenino nos esté acogiendo la delantera y llegará el día en que cambiamos o nos cambian, lo cierto es que lo observamos en la graduación de estos 573 graduandos.

Miles de aplausos y gratitud fueron las manifestaciones de los asistentes a este acto.

Pedro J. Chinchilla

 

El huracán Uribe

Parodiando los “infantes” huracanes, el Presidente Uribe, fresco y tierno con corazón grande y húmedo con sudor, sudor y sudor, llegó y pasó llevándose la casa, el carro y demás bienes, al igual que la bella aventurera Caza-fortunas; y lo peor dejando en la despreciable calle a la gran mayoría de recicladores democráticos, lapidados e inundados de dolor y tristeza.

Veamos algunos modelitos: Con AIS agudizó la concentración de riqueza y profundizó por lógica la brecha entre ricos y pobres. El Apartheid Africano lo colombianizó, suplantando la piel por la discriminación de clase, el que nace pobre muere pobre o la lista de los ricos está hecha. Doctoró el pueblo, pueblo aumentando el ejército de reserva desplazada y a la espera de asistencia social mezquina y atrofiante.

En Bucaramanga, de los 7.000 taxistas, 800 son doctores. Otra brisa del huracán Uribe, en vez de profesionalizar objetivamente, proletarizó al profesional por simple ley de mercado y acoso natural. Ha hecho sudar lágrimas a la multitud de viudas y madres por desaparición, las otras al menos mantienen la bendita esperanza y solidaridad arribista y vacía.

Hoy, estimado elector, sus áulicos y usuarios beneficiarios de su segundad democrática, escritores sangrientos de la “Biblia” histórico política, aquellos que crucificaron a Espartaco y a Jesús, descuartizaron a Wallace y a Galán (comunero) y quemaron a Juana de Arco y finalmente sicariaron a Gaitán, son los mismos que hoy, oran y rumbean frente a sus imágenes inertes e impotentes. En las fiesta patrias sí es deber sacar el pabellón, pero ¿quién convence a 30’000.000 de hacerlo con amor por un estado criminal? Osada Ingrid, enfrentar el reino de la codicia y de la trampa.

Edgar Sanabria Becerra

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad