¬ďLa esperanza de tu libertad est√° en las manos de Dios¬Ē | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 09:55 pm

¬ďLa esperanza de tu libertad est√° en las manos de Dios¬Ē | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-20 05:00:00

¬ďLa esperanza de tu libertad est√° en las manos de Dios¬Ē

Tiene 74 a√Īos pero dice que su coraz√≥n late como el de un hombre de 40. Su vida cambi√≥ de tajo desde el 12 de julio de 1999 cuando un comando de la guerrilla de las Farc atac√≥ la estaci√≥n de Polic√≠a del municipio Puerto Rico, Meta, y secuestr√≥ a 19 polic√≠as, entre ellos a su hijo el intendente Jorge Trujillo Solarte.
¬ďLa esperanza de tu libertad est√° en las manos de Dios¬Ē

√Čl es Jaime Trujillo uno de los tantos padres angustiados porque tras 11 a√Īos de secuestro su hijo sigue amarrado con cadenas, como un bot√≠n de guerra, en las dif√≠ciles condiciones que se padecen en la casi impenetrable selva de Colombia.

Justamente esa incertidumbre movió a don Jaime a salir de su humilde casa, ubicada en el municipio de Gamarra, en el sur del Cesar, para lanzar un grito de esperanza y de confianza en Dios por la pronta libertad de su hijo.

Aunque parezca increíble, con una pancarta que registra varias fotografías de su hijo, una bandera de Colombia en su mano derecha y otra bandera blanca en la izquierda, don Jaime salió a pie desde su casa desde el pasado 10 de julio con la meta de caminar hasta llegar a Bogotá.

Este hombre de cabello canoso, estatura media y corazón de fuego llegó el domingo a Bucaramanga, en su travesía de esperanza, tras recorrer 35 kilómetros desde el municipio de Rionegro, donde hizo escala antes de arribar a la capital santandereana.

¬ďM√≠ √ļnico prop√≥sito es despertar la solidaridad de los colombianos porque no debemos olvidar que en la selva se est√°n murieron varios hombres que llevan m√°s de diez a√Īos secuestrados¬Ē, dijo ayer mientras se preparaba para partir desde Piedecuesta hasta Pescadero donde pas√≥ la noche.


Larga travesía

Para don Jaime lo más difícil de su esfuerzo, además de cargar en su alma con la incertidumbre del desenlace del secuestro de su hijo, son los fuertes dolores de espalda que le surgen cuando ya ha caminado más de 20 kilómetros.

¬ďSon tan fuertes y dolorosos que incluso en ocasiones he tenido que parar. Mi meta es recorrer entre 15 y 35 kil√≥metros diarios para llegar a Bogot√° cuanto antes. Quiero reunirme con el mayor general Mendieta, liberado hace poco, quiero que √©l me escuche y me ayude a luchar por los dem√°s secuestrados¬Ē, asegur√≥ don Jaime.

Su lento recorrido es acompa√Īado por tres polic√≠as que se encargan de hacerle chequeos m√©dicos y de suministrarle agua. Ese esp√≠ritu combativo ha sido el que durante los √ļltimos 11 a√Īos ha mantenido en pie a don Jaime a quien se le aguan los ojos cuando habla del secuestro de su hijo.

¬ďNo quiero que despu√©s de sufrir durante 11 a√Īos me lleven a mi hijo muerto en un ata√ļd. Por eso le digo a √©l, donde quiera que est√©, que tenga mucha fe en Dios. Hice la promesa de que as√≠ mi hijo regrese no dejar√© de luchar hasta que el √ļltimo secuestrado regrese a su hogar¬Ē, agreg√≥ don Jaime.

La caminata de don Jaime terminó al caer la tarde en Pescadero donde pasó la noche en el comando de la Policía.

Hoy a primera hora, mientras en el pa√≠s entero se celebrar√° la fiesta del Bicentenario, √©l escribir√° con sus pasos otro cap√≠tulo de la heroica haza√Īa que solo a un hombre de 74 a√Īos, con el coraz√≥n arrugado por la tristeza pero ardiendo en fe, se le pudo ocurrir: caminar y caminar reclamando la libertad de su hijo.

Once a√Īos de cautiverio

El intendente de la Polic√≠a Nacional Jorge Trujillo Solarte fue secuestrado el 12 de julio de 1999 durante un ataque de las Farc en Puerto Rico, Meta. Padre de una hija de 11 a√Īos, que al momento de su secuestro ten√≠a cuatro meses de vida. Trujillo Solarte tiene tres hermanos, una mujer y dos hombres. √Čl era el principal sost√©n de sus padres y de su hermana, a quien apoyaba en sus proyecciones acad√©micas.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad