Campesinos de Puerto Wilches, los más afectados con ola invernal | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
23ºC
Actualizado 05:14 pm

Campesinos de Puerto Wilches, los más afectados con ola invernal | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-21 05:00:00

Campesinos de Puerto Wilches, los más afectados con ola invernal

Cerca de 300 personas del área rural de Puerto Wilches sufren en carne propia los rigores de la ola invernal, ya que en las últimas horas el río Magdalena ingresó intempestivamente a sus parcelas.
Campesinos de Puerto Wilches, los más afectados con ola invernal

Tal es el caso de Dalgy Pacheco y Juan Antonio Hidalgo, una pareja de esposos, quienes viven desde hace 27 años en el corregimiento de Terraplén, jurisdicción de Puerto Wilches.

Su finca se encuentra hoy rodeada por las aguas del río, lo cual los tiene a punto de perderlo todo, hasta la vida.

“Yo soy pescador y también, con mi mujer, tenemos unos animales y sembramos lo que pueda dar la tierra”, comentó Juan Antonio.

Desde el pasado 16 de julio la creciente del río se mete cada vez más en su vivienda y lo que antes era espacio para sembrar, hoy se debe atravesar en canoa.

“Hace cinco años el río se llevó otra finca que teníamos, nos dejó sin nada y desde ese entonces estamos esperando que nos solucionen el problema”, relató Dalgy Pacheco, esposa de Juan Antonio.

La salida más probable es la reubicación, algo a lo que los esposos Hidalgo Pacheco se oponen, pues dicen que en esas tierras cercanas al río criaron sus hijos y han vivido la mitad de su vida.

La creciente de 2008

El municipio de Puerto Wilches también fue uno de los más afectados en la pasada ola invernal, que causó la creciente súbita del río Magdalena hace dos años.

Uno de los damnificados por la inundación fue Alfredo Chávez García, un pescador, lo perdió todo la pasada inundación en 2008, cuando fue evacuado de su vivienda en la vereda Campo Alegre, jurisdicción de Puerto Wilches.

“Nos tocó salir con mi esposa y mis 3 hijos para donde un familiar en el pueblo. Nos demoramos más de 1 mes en volver, porque tocó esperar que se secara todo”, comentó Alfredo.

El afectado reconoce que sólo hasta hace 6 meses pudieron recuperar todo lo que perdieron y empezaron una vida normal otra vez.

Ayer en la mañana, Alfredo se encontraba recurriendo a los organismos de socorro para solicitar sacos de arena, para contener la emergencia que amenaza otra vez con dejarlo a él, su familia y 33 familias más de la vereda Campo Alegre sin nada.

De los errores se aprende

Debido a las graves consecuencias que dejó para el municipio de San Vicente de Chucurí la inundación de 2008, se constituyó el Puesto de Mando Unificado, PMU, que es el que desde hace cinco días atiende las emergencias.

“Siempre que hay una inundación se activa el PMU, un centro donde se recibe y se entrega información a la población, además de ser un emisor de ayudas de todo tipo”, explicó Mireya Navas Mejía, coordinadora del PMU.

Está conformado por la Alcaldía, la Defensa Civil, Bomberos Voluntarios, Fruto Social de la Palma, Asojuntas, Policía Nacional y el hospital municipal.

“Gracias a la unión de estas instituciones, en este momento existe una capacidad de 120 hombres para atender las emergencias y si el río entra al casco urbano el número aumentaría a 300”, informó Navas Mejía.

El PMU pide la colaboración de la comunidad para que hagan llegar a cualquier sede de la Defensa Civil ayudas como alimentos no perecederos, frazadas, kits de aseo, cuerdas y plásticos para armar cambuches.

¿Por qué no se inundó en 2009?

El año pasado era el Fenómeno del Niño el que estaba afectando la zona del Magdalena Medio, en el cual las aguas del Océano Pacífico se calientan.

Así lo informó Luis Francisco Monsalve, coordinador del Comité Regional para la Atención, Crepad, al reconocer que lo que se da este año es el Fenómeno de la Niña.

“Se trata de un enfriamiento que causa la variabilidad ambiental y las convierte en lluvias. En Colombia ha afectado la Costa Norte, la Cordillera Oriental y de Los Andes”, explicó Monsalve.

El funcionario aseveró que al presentarse precipitaciones en el altiplano cundiboyacense se alimentan las cuencas de los ríos Carare, Chicamocha y Lebrija, lo que desemboca en el río Magdalena ocasionando la creciente.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad