El nuevo Congreso | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Ene 17 2018
26ºC
Actualizado 12:13 pm

El nuevo Congreso | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-22 05:00:00

El nuevo Congreso

El nuevo Congreso

Las dos Cámaras, que son la cabeza del Órgano Legislativo del Poder Público, cargan sobre sus hombros un gran halo de desprestigio y tienen ante sí inmensos desafíos y el deber de vencer la desconfianza y el escepticismo general que sobre su labor hay. Comentaristas de los hechos nacionales han formulado votos por el éxito del trabajo legislativo pero allí no deben quedar las cosas.

Es difícil superar el mal ambiente que sobre el Congreso hay pues quienes anteayer se posesionaron son herederos de las virtudes y vicios de sus antecesores. Eso se puso en evidencia en las azarosas elecciones que se celebraron el pasado 14 de marzo, en las que abundaron los procederes ilícitos.

Pero, fuera de lo anterior, se estima que es positivo el que tenga tan amplia mayoría en el Congreso el proyecto de gobierno del Presidente electo; mas ello puede tornar en negativo ya que el unanimismo puede asfixiar el espacio de la oposición y el país necesita de la otra visión de las cosas, así ella sea expuesta por pocos congresistas.

Otro aspecto debe tenerse en cuenta al mirar al Congreso y su gestión es que Colombia tiene un marcado régimen presidencialista.

Nuestro presidencialismo tiene mucho de actitud cultural. Es heredero del despotismo español, hunde sus raíces en el cesarismo castellano y es producto de la atracción que a lo largo de los 200 años de vida republicana hemos sentido por el régimen presidencialista de E.U.

Harold Laski decía que para los estadoudinenses el presidencialismo es tan importante como la monarquía para los ingleses. Pero en E.U. al lado de un Presidente todopoderoso hay una serie de pesos, contrapesos y sistemas de equilibrio del poder con base en el papel que juegan los Estados de la Unión, los condados y los municipios, entes territoriales que han jugado fundamental papel pues han evitado el desborde. Aquí eso no lo  tenemos.

Entre nosotros el gran peso del Presidente no tiene contrapeso, como ha quedado en evidencia durante los dos períodos presidenciales de Álvaro Uribe Vélez. Por eso nuestro presidencialismo termina volviendo al Congreso un apéndice del Ejecutivo y la cabeza del Legislativo muta en corte bufa del Presidente y termina pagando los platos rotos pues acapara las miradas severas, olvidandose que muchos de sus pecados son consecuencia del excesivo peso del Ejecutivo.

Probablemente en poco tiempo este Congreso lleve sobre sus ijares tanto lastre como los anteriores pero es ya hora de mirar cuál es la causa de fondo de tal acaecer.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad