Bolívar y el abuso de su memoria | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
20ºC
Actualizado 06:07 pm

Bolívar y el abuso de su memoria | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-23 05:00:00

Bolívar y el abuso de su memoria

Bolívar y el abuso de su memoria

Lo que resulta paradójico es encontrar hoy en día a un gobernante produciendo toda clase de extravagancias y creyéndose Bolívar, y como nadie le cree, entonces acudiendo a hacerse a todos los poderes posibles para obligar a la gente a que le crean.

En su país hace un legislativo de bolsillo, un poder electoral a su medida; cierra medios de comunicación, persigue a las voces disidentes, obstruye industrias, confisca lo que se le viene en gana y utiliza toda clase de epítetos bajos y de mal gusto para todo el que no se someta a sus dictados. ´O estás conmigo, o estás contra mí´ parece decir el orate de marras y para imponer su despropósito llegó incluso a suspender los mercados de su país, así sus gentes padezcan hambre.

Es sin duda lo más parecido a la alienación mental. Todo lo que se le oye decir no es más que una muestra indiscutible de perturbación exagerada en donde nada se parece a lo que debe ser la conducta de un gobernante equilibrado, ni siquiera a la de una persona con un juicio de elemental desempeño.

El Tiempo nos ha recordado por estos días de celebración del Bicentenario de la Independencia una de las frases más afortunadas del Libertador. “Huid del país donde uno solo ejerce todos los poderes: es un país de esclavos”. Pobres venezolanos, se reían a enormes carcajadas oyendo al excéntrico personaje expresar toda clase de barbaridades y cuando se dieron cuenta que la cosa era en serio, ya no había nada que hacer, pues todo estaba bajo su control-

El personaje no oye a nadie, simplemente el que no está con él lo quiere desaparecer y para lograrlo es capaz de todo. Desde los tiempos de aquel Cayo César que terminó incendiando a Roma en los comienzos de la era cristiana no habíamos visto un personaje que se pareciera tanto.

Su última salida, deplorable y funesta, ha sido la de tratar de impedir que Colombia hablara en la OEA para exhibir pruebas de la presencia de terroristas en ese país; y lo más doloroso: observar que algunos países ante el plato de lentejas que representa unos barriles de petróleo, no tienen inconveniente en presentarse de rodillas ante cualquier escenario. No es otra cosa que la memoria perdida después de 200 años, cuando las acciones heroicas daban paso a la libertad y a la libre autodeterminación de los pueblos, en medio de la grandeza de sus protagonistas.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad