Publicidad
Vie Abr 28 2017
21ºC
Actualizado 10:16 pm

Relaciones cu√°nticas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-24 05:00:00

Relaciones cu√°nticas

Algo muy interesante de mirar son las relaciones. ¬ŅPor qu√© nos atrae una persona? ¬ŅPor qu√© no nos gusta alguien? Muchas veces o√≠mos expresiones como: ¬ďno s√© qu√© es lo que tiene, pero me encanta esa mujer¬Ē o ¬ďpor razones que desconozco ese tipo no me cae bien¬Ē.
Relaciones cu√°nticas

La explicaci√≥n a estos ¬Ďmisterios¬í est√° en que las relaciones son como un espejo. Cuando vemos a alguien, en realidad nos estamos mirando a nosotros mismos y el hecho de que nos guste o no esa otra persona, depende de lo que en ella veamos de nosotros. As√≠, nos gustar√°n o atraer√°n aquellos en quienes encontremos rasgos que quisi√©ramos tener como propios y, por el contrario, no nos gustar√°n las personas que tienen rasgos que nos negamos en nosotros. De esta manera se entiende que si no nos gusta lo que nos ocurre y queremos un cambio en nuestras relaciones, el remedio no est√° fuera, no est√° en el otro, sino en nosotros mismos; el cambio es interno, propio, y se da en nuestra conciencia interna.

De otra parte, la f√≠sica cu√°ntica ense√Īa que aquello donde ponemos nuestra atenci√≥n, existe y que aquello de donde retiramos nuestra atenci√≥n, desaparece. Esto, llevado al campo de las relaciones personales, implica que si mantenemos una posici√≥n ego√≠sta, si solamente pensamos en la satisfacci√≥n personal, ser√° poco duradera o insatisfactoria cualquiera de ellas dado que cuando la otra persona no quiera, o no pueda, satisfacer nuestras expectativas, retiraremos nuestra atenci√≥n y, con ello, daremos fin a la relaci√≥n.

El principio cu√°ntico, en el lado positivo, puede servirnos para realizar lo que queramos sin mayor esfuerzo. Si sabemos que ¬ďaquello donde ponemos nuestra atenci√≥n, existe y aquello donde quitamos nuestra atenci√≥n, desaparece¬Ē, podemos entender la gran importancia que tiene la atenci√≥n, que se convierte en energ√≠a capaz de crear las cosas que queramos. Si, por ejemplo, centramos nuestra atenci√≥n en la enfermedad o en la pobreza, los males y la escases de fondos no tardar√°n en llegar pero si, por el contrario, les retiramos la atenci√≥n, la enfermedad desaparecer√° y la pobreza se alejar√° de nuestras vidas.

Ahora, si nos proponemos ampliar nuestra conciencia interna podr√≠amos ver en los otros muchas cosas m√°s que aquellas que nuestro peque√Īo ego nos permite y, as√≠, encontrar en los dem√°s tantas cosas buenas y positivas como tienen. De modo que la mejor√≠a en nuestras relaciones va de la mano, indudablemente, de un progreso propio, de una mayor atenci√≥n, de ser m√°s humildes.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad