Publicidad
Publicidad
Vie Dic 2 2016
20ºC
Actualizado 07:35 pm

Relaciones cuánticas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-07-24 05:00:00

Relaciones cuánticas

Algo muy interesante de mirar son las relaciones. ¿Por qué nos atrae una persona? ¿Por qué no nos gusta alguien? Muchas veces oímos expresiones como: “no sé qué es lo que tiene, pero me encanta esa mujer” o “por razones que desconozco ese tipo no me cae bien”.
Relaciones cuánticas

La explicación a estos ‘misterios’ está en que las relaciones son como un espejo. Cuando vemos a alguien, en realidad nos estamos mirando a nosotros mismos y el hecho de que nos guste o no esa otra persona, depende de lo que en ella veamos de nosotros. Así, nos gustarán o atraerán aquellos en quienes encontremos rasgos que quisiéramos tener como propios y, por el contrario, no nos gustarán las personas que tienen rasgos que nos negamos en nosotros. De esta manera se entiende que si no nos gusta lo que nos ocurre y queremos un cambio en nuestras relaciones, el remedio no está fuera, no está en el otro, sino en nosotros mismos; el cambio es interno, propio, y se da en nuestra conciencia interna.

De otra parte, la física cuántica enseña que aquello donde ponemos nuestra atención, existe y que aquello de donde retiramos nuestra atención, desaparece. Esto, llevado al campo de las relaciones personales, implica que si mantenemos una posición egoísta, si solamente pensamos en la satisfacción personal, será poco duradera o insatisfactoria cualquiera de ellas dado que cuando la otra persona no quiera, o no pueda, satisfacer nuestras expectativas, retiraremos nuestra atención y, con ello, daremos fin a la relación.

El principio cuántico, en el lado positivo, puede servirnos para realizar lo que queramos sin mayor esfuerzo. Si sabemos que “aquello donde ponemos nuestra atención, existe y aquello donde quitamos nuestra atención, desaparece”, podemos entender la gran importancia que tiene la atención, que se convierte en energía capaz de crear las cosas que queramos. Si, por ejemplo, centramos nuestra atención en la enfermedad o en la pobreza, los males y la escases de fondos no tardarán en llegar pero si, por el contrario, les retiramos la atención, la enfermedad desaparecerá y la pobreza se alejará de nuestras vidas.

Ahora, si nos proponemos ampliar nuestra conciencia interna podríamos ver en los otros muchas cosas más que aquellas que nuestro pequeño ego nos permite y, así, encontrar en los demás tantas cosas buenas y positivas como tienen. De modo que la mejoría en nuestras relaciones va de la mano, indudablemente, de un progreso propio, de una mayor atención, de ser más humildes.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad